La obra se presenta por última vez en la temporada este viernes en el porteño Teatro Anfitrión -Venezuela 3340-. Cuando el poder de la pasión se desata y encuentra estructuras que la condenan.

En la obra transcurren textos literarios.

Mar del Plata, 1938. Monserrat y Luisa se enamoran una de la otra a pesar de tener vidas muy distintas. La primera vive su adolescencia escapándose: de su cuerpo, mediante la escritura, y de las pomposas fiestas que organiza su madre, corriendo a la playa desierta. La segunda, en cambio, es una marplatense que no tiene nada más que nadar desnuda para sentirse dueña de su propio cuerpo.

Se trata de la obra Desnudez, un drama que aborda en un romance que desata tormentas, pero que es tan fuerte como un huracán que se lleva puesto todo. Pero las reglas y mandatos familiares a veces juegan un rol protagónico. Discurren allí fragmentos literarios de escritores argentinos.

Leé también:  Al teatro con papá

Se presenta por última vez en la temporada este viernes en el porteño Teatro Anfitrión -Venezuela 3340-. La entrada general cuesta $300, estudiantes y jubilados a $250.