Así lo indicó el presidente del Mercado de Hacienda de Liniers, al tiempo que estimó que la variación fue como respuesta a una menor demanda de los supermercados.

mercado liniers
El presidente del Mercado de Hacienda de Liniers, Roberto Arancedo, afirmó hoy que en esta jornada se produjo una baja en el precio de la carne, y estimó que la variación fue como respuesta a una menor demanda de los supermercados.

"Hoy no compraron varios y el mercado operó con alguna baja, pero normalmente", indico Arancedo en declaraciones al portal Edición rural.

El funcionario contó que recibió un llamado del secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, para charlar sobre las perspectivas del sector.

Al respecto, expresó que el diálogo se dio "en buenos términos" y consideró "improbable que les haya prohibido comprar a los supermercadistas".

Arancedo también explicó que "al producirse a fines de diciembre, principios de enero, una seca muy grande en toda la provincia de Buenos Aires, ingresó hacienda en falta de estado y ahora se está produciendo un bache en la oferta, que produce este reacomodamiento".

Afirmó que "el mercado opera normalmente", y destacó que "hoy entraron 8.100 cabezas pese a la lluvia que afectó en el oeste bonaerense y La Pampa".

Puntualizó que "la lluvia limita las cabezas disponibles porque los caminos se cierran y no se puede trasladar hacienda, está prohibido por las municipalidades, entonces se resiente la oferta".

La semana pasada, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, alertó que existe "un conjunto de especuladores, intermediarios, que han establecido un mecanismo de incremento artificial del precio del ganado con el objeto de acumular las mismas para presionar por exportaciones del país y de esta manera obtener una ganancia con el diferencial de cambio".

En ese momento afirmó que el precio de la carne debía retrotraerse más allá de la política cambiaria, al refutar cualquier análisis que pretende vincular la cotización del dólar a la cadena de valor cárnica.

"No pueden relacionar la política cambiaria con el precio de la carne y especular con la mesa de los argentinos", enfatizó Capitanich.

Ya durante el fin de semana, Costa aseguró que "a partir de esta semana va a empezar a bajar la carne al público".

"Durante toda la semana que pasó, comenzó a revertirse lentamente la tendencia alcista en el mercado de Liniers y apostamos a que esta semana continúe así", señaló el secretario.