El primer trimestre de este año fue el peor de la historia para la carne vacuna, que se ubicó por debajo de los 50 kilos por persona al año.

El consumo de carne del primer trimestre de 2019 quedó registrado como el más bajo de los últimos 50 años.

La situación, a galope del aumento del 185% en el Índice de Precios al Consumidor desde diciembre de 2015, llevó a que el consumo de carne vacuna fuera el más bajo de la historia en el país: 49,6 kilos al año por persona al año, según datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados.

Leé también:  Se registró la mayor caída de consumo de carne en 20 años

Durante 2002, en plena debacle post devaluación asimétrica, el consumo llegó a los 58 kilos por persona. Un año antes, el promedio era de entre 62 y 64 kilos. En tanto, en 1990 el consumo alcanzaba el récord de 78,2 kilos.

La causa de la crisis de consumo de carne es categórica: entre diciembre de 2015 y marzo de 2019, los precios de la carne vacuna aumentaron un 134,1%, la de pollo el 154,6% y los cortes de cerdo el 126,8%.

En marzo el precio de la carne vacuna aumentó en promedio el 6,4% respecto de febrero.