El taekwondista, representante de Lomas de Zamora y de la Selección Argentina, brilló en Puerto Madryn y se convirtió en el primero del país en alcanzar esta cifra. “Fue el más difícil”, remarcó.
Bruno festejó a lo grande en Puerto Madryn.
Bruno festejó a lo grande en Puerto Madryn.

Damián Bruno es una máquina de lograr títulos nacionales en poomsae, que es una rama que crece con fuerza dentro del taekwondo, y el último fin de semana logró el más importante de su carrera: el décimo. Y es que con eso hizo historia en la disciplina al transformarse en el primer deportista del país en llegar, de manera seguida, a la decena de estos campeonatos.

En Puerto Madryn, donde nuevamente terminó en lo más alto del podio, este joven que representa a Lomas de Zamora puso su nombre en la historia grande de la disciplina y se ratificó como el mejor exponente que tiene Argentina en la categoría Adultos 1.

Leé también:  La Asociación Tae-Han obtuvo ocho podios

“Fue el campeonato más difícil de los que gané porque la calidad de competidores era muy buena”, remarcó, feliz y orgulloso. “Todos me querían ganar y yo tenía la presión por lo que significaba este título. Por eso, haberlo conseguido fue una felicidad enorme para mí”, agregó el deportista.

El joven de San José, otra vez, en lo más alto del podio.
El joven de San José, otra vez, en lo más alto del podio.

Bruno forma parte de la Asociación de Taekwondo de Lomas de Zamora, que tiene como presidenta a Andrea Mancuso, y representó al Municipio en el último Nacional, donde ganó un nuevo oro y se posicionó como puntero de la Copa Argentina, ya que previamente había ganado el Open de San Luis.

“El hecho de llegar al título 10 en este momento es muy valiosos porque el nivel creció mucho en el último tiempo. Hoy los rivales tienen un gran nivel y todo se hizo más parejo. Por eso, seguir marcando una diferencia me reconforta mucho, ya que es más difícil que antes”, destacó el taekwondista de San José, que hizo su preparación en el Parque de Lomas y agradeció la “ayuda” que recibió del Municipio. “Me brindaron todo lo necesario para mantenerme en este nivel, con preparador físico y lugar de entrenamiento. Eso mejoró mucho mi preparación”, contó.

Leé también:  Tres taekwondistas del Defensores dirán presente en el Torneo Nacional

Bruno, que es campeón argentino desde 2014, mostró su mejor cara en el Nacional de Puerto Madryn, con una puesta a punto de tres semanas de duros entrenamientos. Y gracias a eso hizo historia en un certamen que jamás olvidará.

Pero no se conforma. Va por más y su meta está en el Mundial de Dinamarca del 2020. “Me encantaría lograr una medalla en ese Mundial para cerrar mi etapa en Adultos 1 de la mejor manera”, concluyó.