Desde el acuerdo stand-by, los desembolsos del organismo fueron de US$44.867 millones, pero la pérdida asciende a US$36.640 millones.
Las reservas internacionales, que se proyectaban en U$S69.000 millones, ahora están en U$S52.146 millones.

Desde que el Gobierno firmó el acuerdo stand-by con el FMI, ocho de cada diez dólares que entraron se fugaron. En efecto, la salida de divisas supera los US$36 mil millones

Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) los desembolsos del organismo fueron hasta el momento de US$44.867 millones, mientras que la fuga fue de 27.460 (del sistema formal) y de US$9.180 (de los capitales especulativos), lo que asciende a US$36.640 millones.

En efecto, el FMI “financió la fuga de capitales, en un proceso claramente insostenible y que incumple los principios reflejados en su propia Acta Constitutiva”.

Además, el documento remarcó que el organismo falló en las proyecciones de evolución del PBI, inflación, nivel de tasas de interés, y volumen de las reservas internacionales.

El crecimiento del PBI que estimó el Fondo fue del 1,5%, y éste cayó un 1,3%. En tanto, pronosticó una inflación del 17%, pero ya es de 54,4%.

Y las reservas internacionales, que se proyectaban en U$S69.000 millones, ahora están en U$S52.146 millones, según datos oficiales.