Desde el acuerdo stand-by, los desembolsos del organismo fueron de US$44.867 millones, pero la pérdida asciende a US$36.640 millones.
Las reservas internacionales, que se proyectaban en U$S69.000 millones, ahora están en U$S52.146 millones.

Desde que el Gobierno firmó el acuerdo stand-by con el FMI, ocho de cada diez dólares que entraron se fugaron. En efecto, la salida de divisas supera los US$36 mil millones

Según un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) los desembolsos del organismo fueron hasta el momento de US$44.867 millones, mientras que la fuga fue de 27.460 (del sistema formal) y de US$9.180 (de los capitales especulativos), lo que asciende a US$36.640 millones.

En efecto, el FMI “financió la fuga de capitales, en un proceso claramente insostenible y que incumple los principios reflejados en su propia Acta Constitutiva”.

Leé también:  El Gobierno oficializó el bono de $5.000 a privados

Además, el documento remarcó que el organismo falló en las proyecciones de evolución del PBI, inflación, nivel de tasas de interés, y volumen de las reservas internacionales.

El crecimiento del PBI que estimó el Fondo fue del 1,5%, y éste cayó un 1,3%. En tanto, pronosticó una inflación del 17%, pero ya es de 54,4%.

Y las reservas internacionales, que se proyectaban en U$S69.000 millones, ahora están en U$S52.146 millones, según datos oficiales.