La directora y las docentes del jardín también quedaron inhabilitadas para para ejercer tareas relacionadas con menores de edad. Hay chicos que siguen con secuelas por los maltratos y amenazas recibidas en la institución.

Las cinco maestras acusadas de maltratar a niños de entre 3 y 5 años en el Jardín de Infantes Tribilín de San Isidro fueron condenadas con penas que van desde los 4 a 7 años y medio de prisión por "abandono de persona, amenazas y lesiones" contra al menos a 40 menores. También, 10 años de inhabilitación para ejercer tareas relacionadas con menores de edad.

La directora, Noemí Nuñez, fue condenada a siete años y siete meses. El resto de las condenas fueron: Yanina Gogonza (siete años), Noelia Gallardo (seis años y tres meses), Mariana Buchniv (cinco años y seis meses) y Gisela Diap (cuatro años y seis meses). Ya están detenidas desde el 19 de octubre pasado, pero este lunes se conoció la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro. 

A la cárcel por "abandono de persona, amenazas y lesiones".

"Mi hija ahora tiene 6 años y al día de hoy todavía no quiere bañarse sola en la ducha porque no quiere agua en la cabeza", dijo una de las madres denunciantes en declaraciones a la prensa.

El caso se conoció en febrero de 2013 tras la denuncia del padre de una de las niñas que concurría al jardín, quien ante la sospecha de maltratos colocó un Ipod con un grabador en la mochila de su hija, a través del cual registró las agresiones de las maestras.