A un integrante del Regimiento de Infantería de Montaña se le aplicó una pena de un año de prisión en suspenso e inhabilitación especial de seis meses para ocupar cargos.
Es la primera condena a un militar por maltratar a una subalterna en un contexto de violencia de género.
Es la primera condena a un militar por maltratar a una subalterna en un contexto de violencia de género.

Un integrante del Regimiento de Infantería de Montaña de Mendoza se convirtió en el primer militar condenado en el país por maltratar a una subalterna en un contexto de violencia de género. La Justicia le aplicó una pena de un año de prisión en suspenso, inhabilitación especial de seis meses para ocupar cargos y lo obligó a realizar un curso de capacitación en temáticas de género.

La decisión fue del juez Walter Bento, a cargo del Juzgado Federal N° 1 de Mendoza que resolvió condenar a R.D.S, jefe superior militar. El condenado era jefe directo de la víctima, a quien se identifica con la letra 'P', a quien él se dirigía "a través de una serie de gritos, hostigamientos, malos tratos y comentarios de índole sexual, siempre en un marco de abuso de poder y frente a los subalternos de la mujer", aseguró el magistrado en su fallo.

Leé también:  Una profesional de Echeverría estará en la Feria del Libro

Los representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF), el fiscal Fernando Alcaraz y la titular de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) Mariela Labozzetta, requirieron que los episodios de hostigamiento y maltrato desarrollados en una institución militar se enmarcaran en el contexto general de violencia de género.

También resaltaron "la desigualdad estructural entre varones y mujeres, agravada por la relación jerárquica del agresor" y señalaron que la conducta del acusado "era especialmente grave por pertenecer a una institución del Estado argentino, obligado en todos sus poderes a asegurar el cumplimiento de las exigencias internacionales en materia de derechos humanos de las mujeres".