El vecino de Banfield Guillermo Morelli dedica su tiempo libre a fotografiar la naturaleza y en particular, las aves. Este sábado estará mostrando su trabajo en el Teatro del Municipio de Lomas.
Con el equipo apropiado, técnia y mucha paciencia, Guille saca sus fotos.

Con el equipo apropiado, la cabeza tapada, la vestimenta camuflada, debajo de una red, extrema paciencia y adrenalina, el vecino de Banfield Guille Morelli fotografía los animales, con un objetivo claro: poner la fauna silvestre al alcance de los ojos de los demás, como un reflector que ilumina la naturaleza en la noche y la vuelve visible.

“Dedico mi tiempo libre a fotografiar la fauna silvestre, en especial las aves. Para mí es como una especie de caza, pero fotográfica, que no lastima, sino todo lo contrario”, cuenta Morelli, de 46 años, quien este sábado inaugurará su muestra de fotos en el Teatro del Municipio de Lomas, en Manuel Castro 262, a partir de las 18.30, en el marco de la Semana del Ambiente impulsada por Cultura Lomas con múltiples actividades desde las 16, como charlas, clases de iniciación a la fotografía, proyección de documentales o plantación de un árbol nativo.

Leé también:  En Banfield, arranca la Liga de Freestyle local

Integrante de la Asociación Aves Argentinas, estará mostrando varias imágenes de aves de Lomas, algunas retratadas en la Reserva de Santa Catalina. “En Lomas tenemos el 10% del padrón de aves del país. Mientras que en el mundo hay 10 mil especies, en Argentina tenemos unas 1.100 y en Lomas, 140. Es muchísimo y un privilegio”, advierte el vecino que puede llegar a estar una hora esperando el momento oportuno para “disparar”.

“Retratar animales es un desafío. Ellos te ven, te sienten, te escuchan. El secreto es acercarse lo máximo posible con un buen equipo y una buena técnica, y por supuesto, que la suerte haga su parte”, resume Guille, y agrega: “Cuando ‘capturás’ una especie rara o un fondo combinado con la luz justa es una fiesta”.

Leé también:  Lomas celebra la fecha patria con un Pericón Nacional en la Grigera

Por ejemplo, tras siete meses, logró inmortalizar en Misiones a un carpintero blanco. En sus fotos, el detalle manda: se puede contar pluma por pluma, se aprecia la comisura de la boca o la conformación del ojo, como un reflector que lo ilumina todo y lo vuelve visible.

Para contactarse con Guille Morelli, hacé click acá.

MÁS FOTOS DE GUILLE MORELLI: