Con 134 votos a favor y 110 en contra, el oficialismo logró darle luz verde a la ley de emergencia y el Senado la convertiría en ley este mismo viernes.
El oficialismo consiguió aprobar la ley con el apoyo de los bloques que responden a Roberto Lavagna y Juan Schiaretti.

Tras una maratónica sesión de más de 15 horas de debate, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Se trata de un triunfo político para el oficialismo que, sin tener mayoría propia y en apenas tres días, logró darle luz verde a la iniciativa por 134 votos a favor y 110 en contra.

Con algunos cambios en artículos clave, el Frente de Todos consiguió su objetivo con el apoyo del interbloque Federal –conducido por Eduardo “Bali” Bucca- y la bancada de Unidad Federal para el Desarrollo, un mosaico de 8 diputados de distintas provincias. El espacio Juntos por el Cambio votó en contra de la ley pero acompañó artículos puntuales.

Leé también:  ¿De qué se trata la ley de góndolas que el Senado busca convertir en ley?

El albertismo no tuvo que ceder demasiado para ello. Si bien accedió a una serie de modificaciones al texto original éstas no lograban afectar los tres pilares fundamentales de la iniciativa: la suspensión de la actualización de los haberes jubilatorios por 180 días; subas en más de media decena de impuestos -lo que le garantizaría una recaudación equivalente al 1,5% del PBI- y la posibilidad de renegociar el actual esquema tarifario.

Tras la votación en particular de cada uno de los artículos, que todavía se sigue tratando en la Cámara Baja por estas horas, el proyecto pasará a debatirse hoy, desde las 14 –según está previsto- en el Senado, donde se espera un debate menos espinoso y que el Gobierno consiga convertirlo en ley, a partir del acuerdo que consiguió con los gobernadores.