Además de los problemas de recolección de residuos y provisión de combustibles, adherirán a la marcha los trabajadores de CICOP por lo que se disminuirá la atención en hospitales públicos, entre otros servicios.

El principal gremio presente será Camioneros.

Comenzó una nueva marcha contra las medidas tomadas por el Gobierno. La misma fue convocada por Hugo Moyano, referente del Sindicato de Camioneros, y tiene el apoyo y participación de las dos CTA; las organizaciones sociales de buen diálogo con el Gobierno (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular -CTEP-, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa -CCC-); el Movimiento Evita; y distintos sectores de la izquierda (PTS, IS y PO) y la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), entre otros.

Leé también:  Buscan frenar los tarifazos y eliminar el pago de Ganancias a jubilados

La concentración afectará principalmente la zona de 9 de Julio entre Belgrano y San Juan, donde estará el escenario principal. Además, quedarán en suspensión algunos de los servicios básicos.

Además de las irregularidades en la recolección de residuos y la falta de provisión de combustibles por las medidas tomadas por Camioneros, Cicop anunció que adherirá a la marcha por lo que se verá afectada la atención de aquellas personas que se dirijan a hospitales públicos.

En paralelo, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y la Federación Judicial Argentina resolvió participar activamente de la movilización por lo que también se verán reducidos sus servicios. “Participaremos llevando nuestros propios reclamos, porque esta convocatoria masiva a movilizar no es propiedad de ningún dirigente o sector en particular, sino de todos aquellos que quieran sumar su aporte en la construcción de unidad para la defensa de los intereses del conjunto”, explicó el líder de la AJB, Pablo Abramovich.

Leé también:  Marchas y actos por el Día de la Memoria

Si bien la marcha comenzó por la ofensiva judicial contra el líder de Camioneros, la resta de los gremios introdujeron reclamos globales como son paritarias libres y sin techo, la defensa del Instituto de Previsión Social, en contra de los despidos, los tarifazos, y las reformas que avanzan sobre los derechos de trabajadores y trabajadoras.