En su primer discurso, propuso un “contrato ciudadano social” para terminar con la grieta y convocó a la unidad de toda la Argentina. La intervención de la AFI y un plan de empleo, entre las medidas.
trazó un duro diagnóstico sobre la situación que atraviesa Argentina y planteó un claro cambio de rumbo.

Llegó al Congreso manejando en su auto. Banderas y vocinas durante el camino. Un discurso frente a la Asamblea Legislativa que quedará para la historia, con la propuesta de un nuevo acuerdo ciudadano para terminar con la grieta. La Plaza de Mayo llena. Un festival de horas de música, euforia y alegría. Así fue la asunción de Alberto Fernández que dejaron palabras y postales emocionantes. “Cuatro años diciendo que no íbamos a volver, y volvimos para ser mejores”, remarcó el flamante Presidente al cierre del día.

Acompañado por su vice, Cristina Fernández, Alberto recibió la banda presidencial y el bastón de mando por parte de Mauricio Macri. Luego llegó el turno de su primer discurso como Presidente.  Lo hizo con un tono conciliador, en el que trazó un duro diagnóstico sobre la situación que atraviesa Argentina y en el que planteó un claro cambio de rumbo.

la plaza de mayo fue una verdadera fiesta. estuvo colmada de gente desde la tarde mientras se presentaban
decenas de bandas y artistas.

Durante el primer tramo de sus palabras intentó transmitir el espíritu que tendrá su Gobierno después de más de una década de “grieta”: “Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano social”, que debe ser “fraterno y solidario”.  “Fraterno, porque ha llegado la hora de abrazar al diferente. Solidario, porque en esa emergencia social, es tiempo de comenzar por los últimos para después llegar a todos”, precisó.

Leé también:  Intendentes peronistas respaldan una baja de la coparticipación para la Ciudad

ANUNCIOS. El Presidente dio algunas pautas relacionadas al empleo (sobre todo a un plan dedicado a los jóvenes), al FMI (“No hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece”), a la salud (se declarará la emergencia sanitaria), a la obra pública (prometió transparencia). Sin embargo, la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para avanzar en “una reestructuración de todo el sistema de inteligencia” fue la que más resonó. Además, anticipó que los fondos reservados del organismo espía “dejarán de ser secretos” y “serán reasignados para financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre en la Argentina”, la principal preocupación de Alberto Fernández que ya había sido manifestada durante la campaña.

saludó a la gente con un mensaje de esperanza.

El mensaje despertó reacciones positivas no sólo dentro del Frente de Todos, sino en gran parte de la oposición.

Leé también:  Antes de ver al Papa, Alberto Fernández viajará este martes a Israel

FIESTA POPULAR. Durante la tarde y hasta la noche, decenas de bandas y solistas se presentaron en un escenario montado en la “nueva” Plaza de Mayo, que ya no está enrejada.

Así, algunos de los nombres más relevantes del rock argentino estuvieron presentes en la jornada. Entre ellos: Rocío Quiroz, Bruno Arias, Eruca Sativa, Mala Fama, Los Pericos, Bersuit, David Lebón, Juanse y Litto Nebbia. Sobre el final, los artistas entonaron el Himno Nacional y como broche de oro Alberto y Cristina salieron a saludar a la gente con mensajes de agradecimiento y esperanza.

EL MENSAJE DE CRISTINA

Al cierre de la fiesta popular, sobre el escenario, Cristina le dedicó unas palabras al Jefe de Estado en medio de permanentes ovaciones: “Confíe siempre en su pueblo, ellos no traicionan, sólo piden que los defiendan y los represente. No se preocupe por las tapas de los diarios, preocúpese por ganarse sus corazones”.

La vicepresidenta también destacó la unión de las voluntades para poder ganar en estas elecciones, “no sólo individuales sino también en millones que creen que se puede vivir en un país mejor”.