Ricardo Centurión desdramatizó su situación personal, habló de su forma de manejarse e intercambió palabras con el “Cabezón” Ruggeri en un programa de TV.
“Yo no necesito ayuda de nadie más que de un psicólogo”, dijo Centurión.
“Yo no necesito ayuda de nadie más que de un psicólogo”, dijo Centurión.

Ricardo Centurión reapareció en la TV y lo hizo con declaraciones que, una vez más, pusieron en cuestionamiento su profesionalismo como jugador.

Separado del plantel de Primera de Racing que acaba de consagrarse campeón, el futbolista se refirió a sus sentimientos por la obtención del título y su situación personal en el club. "Me siento parte de esto porque aporté mucho, pero no termino de estar completo si me mando solo el domingo. Un empujón cambió todo, el Chacho salió a decir que tenía que tomar medidas para manejar un grupo y, en el grupo, pasaron muchas cosas. El único que salió perjudicado soy yo. Dijo que no podía juzgar a la persona, pero a mí me terminó juzgando. Quieras o no, me hizo mal", indicó Centurión en Fox Sports.

Además, consultado por su relación con Diego Milito, hoy encargado del fútbol de Racing, comentó: "Fue uno de los que dijo varias cosas que no me dijo en la cara. Le tenía mucho respeto a él, desde que fue compañero mío, pero muere en el vestuario. Muchas veces tuvimos cortocircuitos y puede ser que se hayan mezclado las cosas en este momento".

Oscar Ruggeri, panelista del programa, le hizo algunas preguntas sobre sus cuidados personales como profesional y le dio su punto de vista respecto a ello: “Vos sabés que el empujón al Chacho fue muy grave. Yo no te hubiera dejado entrar al partido”, le señaló, además de recomendarle abandonar las salidas nocturnas y los excesos alimenticios.

Como respuesta, Centurión le espetó: "Yo te voy a ser honesto, a la noche no tengo sueño. Tengo ganas de salir a tomar algo todos los días. A los 36 años no me voy a arrepentir de nada, vos sos vos. Mi mamá, mi abuela y los que me quieren me dicen lo mismo. Está en uno tomar las decisiones".

EL VIDEO