Desde el sector inmobiliario confían que servirá para motorizar las operaciones que estaban paralizadas y generar otras nuevas.
Una medida para reactivar el mercado.

La eximición del recargo del 30% para la compra de dólares a quienes adquieran U$S 100.000 a través de un préstamo hipotecario fue celebrada por el sector inmobiliario, donde confían que servirá para motorizar las operaciones que estaban paralizadas y generar otras nuevas.

La medida del Gobierno apunta a destrabar numerosas compra-ventas que se vieron afectadas por el control de cambios aplicado durante la gestión del expresidente Mauricio Macri tras las elecciones Primarias y su posterior endurecimiento luego de las generales. El presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, aseguró que "la medida es muy positiva y desde el sector fue bien aceptada porque genera no sólo tranquilidad a las familias tomadoras sino también a las que van a tomarlo, pero a la vez da previsibilidad".

Leé también:  Quienes tomen un crédito hipotecario podrán comprar hasta U$S100.000 sin el impuesto del 30%

Tras "felicitar" la iniciativa del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, la secretaria del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, Rita Menéndez, planteó la necesidad de conformar una Mesa de Diálogo Inmobiliaria para "dinamizar al sector y hacer resurgir el crédito hipotecario, pensando en esa familia que está buscando su vivienda pueda obtenerla de la mejor forma posible".