Documentos de la Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos revelan que el funcionario fue accionista principal de sociedades offshore en las Islas Caimán, pero omitió consignar esa información en sus declaraciones juradas.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, ocultó al asumir como funcionario que hasta mediados de 2015 fue accionista de distintas sociedades offshore creadas para administrar cientos de millones de dólares en paraísos fiscales en las Islas Caimán.

La información la revelan documentos oficiales de la Securities and Exchange Commision (SEC), la Comisión Nacional de Valores de los Estados Unidos, a los que accedió el equipo argentino de los Paradise Papers.

Leé también:  Renunció Luis Caputo a la presidencia del Banco Central

El funcionario, entre agosto de 2009 y julio de 2015, fue el principal accionista de la sociedad Princess Internacional Group. Tenía más del 75% de las acciones, pero omitió consignar esa información en las declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción al ingresar en la función pública a fines de 2015.

La omisión de este tipo de datos es un delito y puede ser penada con hasta dos años de prisión. Consultado por esta situación Caputo volvió a negar todo tipo de relación.

Su participación en Princess International Group es clave y vuelve a poner en evidencia cómo los paraísos fiscales facilitan el ocultamiento de bienes, información y dinero.

Leé también:  Renunció Luis Caputo a la presidencia del Banco Central

A través de esta compañía, Caputo era el dueño de entre el 50% y el 74% de otra offshore: Affinis Partners II, también radicada en Caimán y dueña de Noctua, la gerenciadora de fondos de inversión radicada en Delaware y Miami.

La estructura societaria de Noctua funciona como las Mamushka: una sociedad dueña de otra sociedad que controla a otra sociedad. ¿Cuánto dinero se movió por esos fondos? Según la SEC, administraron alrededor de US$251 millones.