Usaban ropa de la fuerza provincial y, con el pretexto de una orden de allanamiento, robaban en los domicilios. Con la cuarentena, empezaron a asaltar camiones con mercadería. Hay seis detenidos.
Secuestraron armas de fuego y uniformes.

Una banda que se hacía pasar por policías de la Bonaerense para robar, cayó en manos de la Policía Federal, luego de una intensa búsqueda e investigación. La banda operaba en Burzaco, Claypole, Caseros y Vicente López.

La captura se dio luego de seis meses de investigación tras una serie de allanamientos donde lograron decomisar armas de fuego, uniformes y elementos de interés para la causa judicial.

INVESTIGACIÓN. A fines de 2019, el personal del Departamento Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la Policía Federal comenzó la pesquisa.

Leé también:  Sospechan que robó a sus vecinos, volvió al barrio y sus víctimas tuvieron que mudarse por miedo

Así, lograron descifrar el modus operandi de la organización: se disfrazaban de policías de la provincia y, con el pretexto de una orden de allanamiento, robaban el domicilio de la víctima.

Hubo seis detenidos y 20 notificados.

Frente al aislamiento obligatorio, los “falsos policías” se aggiornaron y optaron por hurtar camiones de carga bajo la modalidad de Piratas del Asfalto.

Al analizar lo recolectado de las 20 líneas telefónicas intervenidas y las cientos de horas de tareas de campo que realizó el personal policial, se individualizó a todos los miembros de la organización.

Intervino en la causa la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 2 de Ezeiza, a cargo del Dr. Carlos Alberto Hassan, quien dispuso el allanamiento de varios domicilios vinculados a los involucrados. Como resultado se detuvo a seis personas y, al menos, otras 20 resultaron notificadas.