El Gobierno buscará atenuar el impacto de los fuertes ajustes en las tarifas de gas en los próximos meses de invierno, aplicando descuentos del 20% en esos períodos de mayor consumo. “Entre mayo y septiembre, la factura de gas tendrá un descuento del 20%. La diferencia se cobrará luego en los meses de verano, a partir de diciembre, cuando el consumo es menor”, dijeron en el Ministerio de Hacienda.

Los intereses por este diferimiento en el cobro quedarán a cargo del Estado nacional, confirmaron fuentes oficiales.

Aplicarán descuentos del 20% en los períodos de mayor consumo y los cobrarán en los de menor demanda, sin intereses.
Aplicarán descuentos del 20% en los períodos de mayor consumo y los cobrarán en los de menor demanda, sin intereses.

El dato fue informado luego de la reunión de la Mesa Nacional de Cambiemos realizada en el despacho del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Leé también:  ¿Qué piden las distribuidoras de gas?

“Se acordó disponer un aplanamiento de las facturas de gas para los meses de mayor consumo. Los detalles serán oportunamente comunicados por el Ministerio de Hacienda”, informaron los referentes de la Mesa de Cambiemos en un comunicado.

La medida había sido reclamada por los principales dirigentes del radicalismo la semana pasada, preocupados por los problemas que las alzas de tarifas están provocando sobre los usuarios y las pequeñas y medianas empresas.

La Secretaría de Energía estudia aplicar un descuento en los meses invernales, que son los de mayor consumo, que se cobrará en verano cuando cae la demanda.

Así, el Gobierno resolvió “aplanar” las facturas de gas los meses de mayor consumo durante este invierno, con un esquema similar al implementado durante 2018, aunque el escenario de crisis se agravó en los últimos meses.