El plantel Tricolor se encuentra de vacaciones hasta el llamado a los entrenamientos. Pablo Vico y la dirigencia trabajan en las bajas y altas para la próxima temporada.
El plantel de vacaciones espera el llamado de los dirigentes.
El plantel de vacaciones espera el llamado de los dirigentes.

Desde el lunes pasado, el plantel de Brown de Adrogué se encuentra licenciado tras haber quedado eliminado en los cuartos de final de Torneo Reducido de la B Nacional.

Por estos días, el técnico Pablo Vico junto a la dirigencia del club se encuentra abocado a la tarea de consensuar las bajas y los futuros refuerzos, a la vez que se intentará retener a la base del plantel pasado, ya que el objetivo es volver a clasificar a la Copa Argentina 2020 y volver a ser protagonista del torneo con el anhelo de llegar a la Superpliga.

Leé también:  Ríos: "Estar acá habla muy bien de lo que hizo Brown"

En ese rubro, Martín Ríos, Ignacio Bogino y Juan Manuel Olivares, entre otros, figuran en los planes del entrenador para lo que viene. Además, hay futbolistas que deberán volver a sus clubes de origen (caso Enzo Ortiz a Lanús, de muy buena temporada) y ver si se puede renovar otro préstamo. Y otros que jugaron poco y deberán buscar nuevos horizontes.

El objetivo de Pablo Vico es que no haya tantas bajas como sucedió antes de esta temporada, donde llegaron cerca de 18 jugadores nuevos y el equipo tardó en acomodarse, si bien cumplió el objetivo de clasificarse al Torneo Reducido con un plantel de bajo presupuesto.

Leé también:  Brown necesita sacar ventaja en la ida