Con casi el 90% de las mesas escrutadas, el candidato del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro, se impone en las elecciones presidenciales en Brasil, aunque no sobrepasa el 50% de los sufragios, por lo que disputará una segunda vuelta con el aspirante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, el 28 de octubre próximo.
Bolsonaro araña el 50% y no le alcanza para ganar en primera vuelta.
Bolsonaro araña el 50% y no le alcanza para ganar en primera vuelta.

Jair Bolsonaro, conocido por su nostalgia por la última dictadura, sus insultos a las mujeres y a los gays y sus llamados a reprimir la delincuencia, obtenía el 48% de los votos, mientras que Haddad, a 20 puntos, llegaba al 27,24% con el 85,86% de los votos escrutados. Fuera del balotaje quedaban Ciro Gomes, con el 12,45% de los votos, Geraldo Alckmin (4,97%) y Joao Amoedo (2,72%).

Leé también: Lula se bajó de la carrera presidencial y postula a Haddad

Los 147 millones de brasileños que componen el padrón electoral estaban llamados a las urnas para elegir el futuro presidente del país más grande y poblado de América Latina tras varios años de inestabilidad económica y política, marcados por la megacausa de corrupción conocida como Petrolao, el impeachment de la ex presidente Dilma Rousseff en 2016 y la condena este año al ex presidente Lula da Silva a 12 años de prisión por corrupción.