Los comicios se llevarán a cabo este domingo en un marco de polarización, turbulencia política y una fuerte recesión.
El ultraderechista Jair Bolsonaro pica en punta.
El ultraderechista Jair Bolsonaro pica en punta.

Brasil irá a las urnas este domingo para elegir al presidente que gobernará durante los próximos cuatro años. El ultraderechista Jair Bolsonaro pica en punta con una intención de voto cercana al 35% aunque lejos del 50% necesario para ganar en primera vuelta. Mientras que Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT), tiene un 24% por lo que todo indica que habría ballotage.

Los comicios se darán en un marco de turbulencia política, una fuerte recesión y operaciones judiciales que involucraron a políticos y empresarios. Todo esto sumado a que el expresidente Lula Da Silva -quien tenía el número más alto en las encuestas y mayores chances de triunfo- le vetaron la postulación por haber sido condenado a 12 de prisión y fue censurado en los medios hegemónicos.

Leé también:  Alberto Fernández: “No dudo de la inocencia de Lula”

Bolsonaro, un ex militar y ultraderechista antisistema con fuerte apoyo entre los evangelistas, ganó popularidad en la campaña con repudiables declaraciones contras las mujeres, los homosexuales, los negros, los pueblos indígenas y la izquierda. También es un impulsor de la portación de armas y la mano dura.

Con este contexto de polarización, Brasil irá en busca del sucesor de Michel Temer en unas elecciones que serán claves para la Región. Más de 6.200 brasileños podrán votar en Buenos Aires.