El Xeneize igualó sin goles en su visita a Vélez. Al equipo de Gustavo Alfaro le faltó fútbol dentro de un partido de constantes roces, con varios amonestados y un expulsado: Frank Fabra. El local fue quien más buscó la victoria, pero se topó con Esteban Andrada.
Mac Allister fue reemplazado por Alonso luego de la expulsión del colombiano Fabra.

En un partido de pocos matices, Vélez y Boca igualaron sin goles. Punto que le permitió al equipo de Gustavo Alfaro recuperar la punta de la Superliga, que comparte con Lanús y Argentinos. En la visita fue expulsado Frank Fabra.

La noche pintaba linda. Ese cabezazo de Zárate que Domínguez envió al corner invitaba a un gran partido. Pero duró lo que un bostezo. Se olvidaron del fútbol y el primer tiempo se fue entre roces, piernas fuertes y varios amonestados.

Boca mostró su habitual firmeza defensiva de los últimos tiempos, pero con cinco volantes en cancha nunca pudo sostener el ritmo del partido. Reynoso estuvo intermitente y el resto se preocupó más por la marca que por el juego.

Leé también:  Boca y Argentinos, un duelo de líderes en la Bombonera

Vélez fue prolijo desde Gago, pero después perdió consistencia en ataque, donde Bouzat, Fernández y Robertone dividieron mucho la pelota y no encontraron espacios.

Una constante del partido jugado en Liniers. La lucha, en este caso entre Janson y Buffarini.

El complemento arrancó mejor, al menos pisaron el área con más frecuencia. Bouzat, entre amagues, remató cerca del palo derecho de Andrada. A Boca se le complicó en el cuarto de hora con la roja a Fabra, que hacía poco había sido amonestado. Alfaro, al toque y sin vacilar, reordenó la defensa con la entrada de Alonso por el "seleccionado" Mac Allister.

Un cabezazo de Janson pasó al lado del palo izquierdo, con Andrada fuera de foco. El hombre de más trató de aprovecharlo Heinze con los ingresos de Maximiliano Romero y Almada para potenciar el ataque velezano y ver si podía romper el cerrojo visitante.

Leé también:  En un clima caliente, Boca elige a su nuevo presidente

La visita dependía de alguna individualidad, como esa corrida de Almendra por el sector derecho cuyo remate se estrelló en la parte exterior de la red de Domínguez.

Con Boca cada vez más aferrado al cero, fue Vélez el que insistió hasta el final. En los últimos 10 minutos asedió el arco de Andrada, que en tiempo de descuento se estiró lo máximo para desviar al corner un remate de Romero que tenía destino de red.

Todo terminó en empate. Boca lo defendió contra su arco y con poco, se llevó el punto que le permitió volver a la cima de la Superliga, con Lanús y Argentinos de acompañantes.