Unos 500 chicos fueron los protagonistas de la hazaña, junto a docentes y auxiliares, en una jornada a puro sol.

El cielo del campus de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa) se transformó en el escenario de una barrileteada récord a cargo de 500 chicos de distintos barrios que forman parte del programa de verano "Los derechos de los niños no se toman vacaciones".

el cielo se llenó de color.
el cielo se llenó de color.

“Con esta barrileteada rompimos el récord argentino. Nunca se remontaron tantos barriletes juntos en el país”, explica Julián Loiseau, coordinador del programa.

Docentes y auxiliares ensamblaron los más de 500 barriletes blancos con cintas de distintos colores, que no sólo remontaron los chicos del programa, sino también trabajadores de la Universidad junto a su hijos, docentes y autoridades de la UNLa. Al final de la jornada, a modo de regalo, los chicos se llevaron los barriletes a sus casas, con el nombre de cada uno escrito por ellos mismos sobre la tela. La tarde a puro sol terminó con una enorme chocolatada.

Leé también:  Tandil busca hacer un salame que sea más alto que la estatua de la Libertad

El Programa de Verano se realiza en la UNLa desde el año 2000 de manera ininterrumpida. Consiste en un mes de jornadas gratuitas de deportes y actividades culturales para chicos que asisten a comedores escolares y comunitarios de Lanús, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora y Almirante Brown, llevado a cabo por la Dirección de Deportes y Recreación que depende de la Secretaría de Bienestar y Compromiso Universitario de la Universidad.