La carpeta asfáltica llegó a distintos tramos de la calle Ostende que se suman a Morazán, Puerto Argentino, Bucarest, Capitán Sarmiento, Darwin y Conesa. Buscan cubrir el 100% de la zona.
Las máquinas avanzan dejando atrás las calles de tierra.

Basura en las esquinas, tierra en los días soleados y barro cuando llovía. A este panorama le dicen adiós decenas de vecinos en el marco de las obras de pavimentación que se desarrollan en todos los barrios.

Puntualmente, en los últimos sobre la calle Ostende avanzaron las máquinas colocando carpeta asfáltica en el tramo que va de Murature hasta Plumerillo y dentro de un barrio que aún mantiene varias calles de tierra pero que poco a poco comienzan a abrirse a un tránsito más fluido y seguro. Estas mismas tareas se desarrollaron en la calle Morazán, desde Bolonia a Amberes; de Puerto Argentino hasta Marsella; y entre Capitán Sarmiento y Rawson. También se pavimentó Bucarest, de Hornos a Darwin; Capitán Sarmiento, desde Morazán hasta Milán; y Darwin, desde Itatí hasta Ginebra, al tiempo que se está realizando la nivelación de la calle Conesa entre Amberes y Paris.

Leé también:  Pavimentan otras 20 cuadras que eran de tierra en Santa Catalina

“Todos los días se inician nuevos frentes de obra para mejorar la infraestructura de los barrios y elevar la calidad de vida de los vecinos. Una calle con mejor acceso facilita muchas cuestiones que tienen que ver con el día a día de ese lugar como el ingreso de una ambulancia o un remis hasta la puerta del hogar o el mejor escurrimiento del agua en los días de lluvia”, destacó el jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales, durante una recorrida por la zona junto al secretario de Obras Públicas, Emiliano Piergiovanni.

La zona de Centenario forma parte de un plan de eliminación total de las calles de tierra que encabeza el Municipio desde el año pasado. Esto ya se cumplió en Llavallol, San José Oeste y Parque Barón. En este año, el objetivo es ampliarlo también a Turdera, San José Este, Ingeniero Budge, Lamadrid y Lomas Oeste.