Los efectivos de la fuerza de seguridad fueron sorprendidos y atacados por un grupo de delincuentes que se llevaron armas, chalecos y huyeron. El hecho sucedió por la noche y sospechan que los ladrones pertenecen a un asentamiento de la zona que conocía los movimientos del lugar.
el predio de 300 hectáreas está ubicado en el kilómetro 24,5 de la Autopista Ricchieri.
el predio de 300 hectáreas está ubicado en el kilómetro 24,5 de la Autopista Ricchieri.

Un grupo de delincuentes conformado por tres hombres encapuchados redujo y atacó a los efectivos que se encontraban en la Planta Transmisora y Receptora de la Prefectura Naval Argentina (PNA) ubicada en el Partido de Ezeiza. Se llevaron armas y chalecos antibalas.

Cerca de las 20, uno de los efectivos salió por la puerta de atrás del edificio y fue allí cuando uno de los delincuentes le apuntó con un arma y lo obligó a ingresar a la planta ubicada en el kilómetro 24,5 de la Autopista Ricchieri.

Luego se sumaron dos encapuchados más. Una vez dentro del lugar el grupo de delincuentes redujo a otros dos efectivos y los ataron a todos de pies y manos.

Leé también:  Un grupo teatral adaptó sus obras y anima eventos a través del celular o la compu

Fue en ese momento cuando sustrajeron el equipo personal de los efectivos que fueron sorprendidos en medio de la noche dentro del predio que cuenta con unas 300 hectáreas.

Por el momento, se constató que se llevaron tres pistolas Pietro Beretta, con 9 cargadores y 135 proyectiles calibre 9 mm; también una escopeta Benelli, calibre 12,70, con 50 cartuchos calibre 12,70 (25 propósito general y 25 antitumulto); y tres chalecos antibala.

En la recorrida, las autoridades pudieron apreciar que el lugar se encontraba revuelto, con ropa tirada en el piso, cajones abiertos y puertas de armarios violentadas, por lo que aún continúan evaluando si hay más faltantes.

El grupo huyó tras el robo y según constataron, el personal se encuentra en buen estado de salud y no sufrió ningún tipo de heridas.

Al parecer,  los delincuentes revisaron el lugar durante 30 minutos y preguntaron en varias oportunidades por la ubicación de  "la caja", presuntamente en busca de dinero en efectivo.

Leé también:  Así robaban un local que vende celulares en el Barrio San José de Brown

El hecho es investigado por el Juzgado Federal N°2 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Juan Auge, quien dictó secreto de sumario.

En tanto, el fiscal ordenó buscar huellas en el lugar, tomar declaraciones testimoniales a los efectivos para hacer los respectivos identikits y realizar el análisis de las cámaras de seguridad.

La primera hipótesis con la que trabajan los investigadores es que se trató de delincuentes provenientes de un asentamiento de la zona que conocían los movimientos del lugar.

Hasta el momento no hay sospechosos identificados. Dado que el episodio ocurrió en una zona despoblada, de noche y durante el aislamiento preventivo, social y obligatorio, no se encontraron testigos que hayan presenciado la huida.