El Municipio de Lanús informó que avanzó en las gestiones para que el centro de salud vuelva a funcionar, pero según comentaron, la respuesta que recibieron fue que el proyecto es "técnicamente inviable".
La clínica Estada cerró sus puertas en septiembre del año pasado y desde entonces se transformó en un edificio fantasma.

El proyecto para reabrir la Clínica Estrada con la intención de sumar camas para hacer frente al avance del coronavirus por el momento quedó trunco. El Municipio de Lanús llevó adelante distintas gestiones para analizar la viabilidad del plan, pero según confiaron, desde el gobierno bonaerense la respuesta fue que la iniciativa es "técnicamente inviable".

La explicación que ofrecieron fuentes oficiales, ante la consulta del diario La Unión, después de que se hiciera público el reclamo de los vecinos de la zona, fue que el intendente Néstor Grindetti "ya venía siguiendo el tema" y que desde hace días la Comuna está trabajando en la búsqueda de alternativas para sumar camas frente a un eventual aumento de casos.

En ese contexto, surgió la posibilidad de refuncionalizar la Clínica Estrada y se cumplieron los pasos necesarios ante el juez que entiende la causa de la quiebra de la empresa que administraba el centro de salud, para poder entrar y hacer una evaluación técnica del lugar.

Después de cumplir algunos trámites administrativos, finalmente se concretó la inspección, pero -siempre según fuentes del gobierno local- "la provincia determinó que la obra que había que hacer en la clínica era una obra muy grande, que requería mucha plata y que técnicamente no la podían hacer, era inviable" en los plazos estipulados.

Leé también:  La Libertadores y la Sudamericana, suspendidas hasta mayo

El argumento de las autoridades bonaerenses, siempre según el portavoz consultado, fue que "el tiempo con el que se contaba era muy corto como para meterse en una obra que iba a demorar más tiempo del que se necesitaba para poder enfrentar la pandemia".

Ante esto, la noticia generó descontento entre los vecinos que reafirmaron que la clínica se puede reabrir "con esfuerzo" y "voluntad". "Salvo que en este último tiempo la hayan destrozado, porque nosotros desde la última inspección no pudimos entrar, la infraestructura está preparada y solo deberían hacerse arreglos menores", comentaron.

La Clínica Estrada hasta septiembre del año pasado cuando cerró sus puertas fue un centro de cabecera para miles de los vecinos de la región, incluso en sus peores épocas. Posee quirófano, unidad de terapia intensiva, laboratorio, capacidad para albergar 256 camas, incluso más si se adecuan sus instalaciones, y cuenta con todos los servicios necesarios.

"No hacen falta grandes obras para ponerla en condiciones, la infraestructura está intacta", insistió Beatriz Geovacchini, una de las vecinas que impulsa su reapertura. "¿Es cuestión de inversión?", se preguntó. "Con rehabilitar los tableros eléctricos y la instalación solo habría que hacer una limpieza y desinfección profunda (para reabrirla)", sostuvo.

"Para reactivar la clínica, solo hace falta voluntad", señaló y le exigió al intendente Grindetti que no se de por vencido "ante una negativa sin fundamentos sólidos".

Leé también:  Aumentaron las consultas para afiliarse a una prepaga o una obra social

"Hay que luchar para respaldar al ciudadano. Si él se da por vencido, nosotros no", insistió.

Flavio Di Stefano, uno de los vecinos que impulsa su reapertura, días atrás le había comentado a La Unión que "es una lástima que ninguno de los dos Municipios (Lomas de Zamora y Lanús) tomen cartas en el asunto para poder afrontar lo que se viene, con la falta de hospitales y centros de salud que existe en nuestro país”.

UN PLAN PARA LO QUE VIENE. Mientras tanto, desde el Municipio de Lanús informaron que se encuentran haciendo un relevamiento de instituciones, establecimientos, pensiones, hoteles y espacios que pueden brindar los clubes de la ciudad para instalar centros de contención, aislamiento y asistencia en caso de que los hospitales no den abasto.

Según explicaron, "Nación y provincia son los que van a determinar dónde se ubican las camas adicionales y dónde se van a ubicar los hospitales de campaña".

Entre otros lugares que se están contemplando se encuentra la pensión del club Lanús, mientras se planea avanzar en la construcción de una unidad modular con 50 camas.

"Estamos viendo dónde podría instalarse puntualmente", adelantaron desde el Gobierno local, pero precisaron que la decisión final no dependerá del Municipio sino de la provincia.