La Policía montó un gran operativo de seguridad en las calles Illia y 12 de Octubre.
La Policía rodeó el vivero ubicado en 12 de octubre e Illia.

Momentos de tensión se vivieron alrededor de un vivero de Rafael Calzada. Una banda de tres delincuentes ingresó a robar a un vivero y mató al dueño y al empleado, según informaron fuentes policiales, en Illia y Altamira, del partido de Almirante Brown.
Los dos cómplices del joven que asesinó a esas dos personas, al ver lo que había hecho, se fugaron, mientras que el primero se atrincheró en el lugar, aunque la Policía logró liberar a la esposa del propietario, Gladys Rodas (77), que fue hospitalizada, al encontrarse en un fuerte estado de shock.

Tras dos horas de operativo, el Grupo Halcón logró entrar al vivero, adonde halló los cadáveres del dueño del vivero, identificado como Vicente Oscar Gramuglia, y de su empleado y detuvo al delincuente.

Leé también:  Vecinos denuncian fallas en las alarmas de sus camionetas Jeep

El detenido es Jonathan Emanuel Godoy, de 27 años, y tenía un pedido de captura por un robo cometido el 18 de septiembre. Fuente policiales dieron a conocer que se encontraba bajo los efectos de narcóticos.

Los vecinos que escucharon fuertes estruendos manifestaron que se trató de una “masacre” y detallaron que el sábado habían notado la presencia de un coche negro sospechoso que se dio a la fuga luego de advertir la presencia de la
gente.

Según la Policía, el trabajador habría entregado a sus patrones y se peleó con los ladrones. Por lo que establecieron las pericias, Godoy asesinó a cuchilladas al presunto entregador y al dueño del vivero.

Leé también:  El doble crimen del mago “Alex” y su novia: engaño, puñaladas y un extraño asalto

La hija de los dueños del vivero, la abogada Greta Gramuglia (46), quien descree que el empleado haya entregado a sus papás, señaló entre lágrimas: “Mamá se escondió en el baño y me avisó que habían matado a papá”.

Sin embargo, según los dichos de la esposa del dueño, el ladrón “habría expresado que no era lo que buscaba y había asesinado a uno de los entregadores”, en alusión al empleado.Mientras siguen los operativos para encontrar a los otros dos delicuentes, el caso es investigado por personal de la comisaría 5° de Almirante Brown y la fiscal Laura Alfaro, de la UFI N°11 de Lomas de Zamora.