Ocupa el Grupo B y se medirá frente a Rusia, Corea del Sur y Nigeria. Opina Guillermo Vecchio, ex entrenador de la Selección.
“La Generación Dorado ha dejado una vara muy alta”, expresó Guillermo Vecchio.
“La Generación Dorado ha dejado una vara muy alta”, expresó Guillermo Vecchio.

El seleccionado argentino masculino de básquet debutará este sábado a las 9.30 frente a Corea del Sur en la Copa Mundial de la FIBA en China. Comenzará este sábado y finalizará el 15 de septiembre.

Argentina, dirigida por Sergio Hernández, llega en óptimas condiciones. Se colgó la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y realizó amistosos con Brasil, Montenegro, Francia, Rusia y España. Y con Luis Scola -único sobreviviente del oro en Atenas 2004- buscará realizar un gran torneo y ubicarse entre las potencias.

Guillermo Vecchio, exentrenador de la Selección Argentina, es una palabra más que autorizada para referirse a las posibilidades del equipo en la cita mundialista. “Argentina ha bajado mucho el nivel. Eso es una realidad. La Generación Dorada ha dejado una vara muy alta. Por eso pienso que en este Mundial, el hecho de pasar la fase de grupos y estar entre los primeros ochos seleccionados va a ser un logro enorme”, resumió en diálogo con La Unión.

El torneo tendrá ocho zonas de cuatro equipos. Tras el debut con Corea del Sur, la Albiceleste chocará contra Nigeria y luego con Rusia, al que doblegó días pasados en un ensayo de preparación. En ese sentido, Vecchio agregó: “Argentina va a pasar el grupo, el primer corte no tengo dudas que lo va a pasar. El tema es lo que viene después”

Vecchio, que se encuentra brindando clínicas alrededor del mundo, destacó: “En un Mundial de 32 participantes es muy difícil. Nos falta un buen lanzador, un centro que gravite. D’Elía realmente lo puede hacer, pero no creo que en un torneo que dura 15 días pueda bancarse todas las noches a potenciales rivales de 20 kilos más de masa muscular”.

Por primera vez la Copa Mundial clasificará siete equipos de manera directa a los Juegos Olímpicos. Estos serán los mejores de las conferencias FIBA África, FIBA Asia y FIBA Oceanía, y los dos mejores de las conferencias FIBA América y FIBA Europa. Los 16 equipos siguientes accederán a uno de los cuatro torneos preclasificatorios para los Juegos de Tokio 2020.