El elenco nacional disputó una gran serie, pero no le alcanzó para dar la sorpresa de la jornada y eliminar al anfitrión, máximo favorito a ganar el título. Fue 2-1 a favor de los europeos.
Argentina no pudo con la dura España.

Más allá del esfuerzo realizado y de disputar una serie muy pareja, el equipo argentino de tenis no se pudo meter entre los cuatro mejores de la Copa Davis. En los cuartos de final, perdió 2-1 ante España, anfitrión y favorito al título, y se despidió de este renovado campeonato.

El punto que definió el cruce llegó con el encuentro de dobles. Allí, con un Rafael Nadal (número uno del mundo) inspirado y Marcel Granollers en un gran nivel, la dupla local se impuso por 6-4, 4-6 y 6-3  al dúo argentino compuesto por Leonardo Mayer y Máximo González, y se quedó con el pasaje a las semfinales.

Leé también:  Schwartzman, nominado para los premios 2019

De esta manera, con Nadal como estandarte y máxima figura, el elenco europeo dio vuelta la historia que había arrancado a favor de los argentinos, gracias al buen triunfo de Guido Pella ante Pablo Carreño Busta, a quien venció por 6-7, 7-6 y 6-1 con una gran actuación, muy incisivos con sus golpes.

Luego, en el segundo partido de singles, Diego Schwartzman no pudo hacer nada con un encendido Nadal, que jugó en un gran partido y barrió al porteño en pocos minutos, con un contundente 6-1 y 6-2 en apenas una hora de juego.

En el encuentro de dobles, que fue muy parejo y se definió en tres sets, la dupla europea estuvo más fina en los momentos cruciales y por eso se quedaron con el triunfo y la clasificación a las semifinales.