Con Agustín Urzi como titular, el seleccionado Sub-20 venció por 2-0 al conjunto europeo por la segunda fecha del Mundial y, con seis puntos, se clasificó a los a los octavos de final.
El nueve de San Loreanzo, de gran partido, festeja su gol.
El nueve de San Loreanzo, de gran partido, festeja su gol.

La Selección Argentina Sub-20 marcha a paso firme en el Mundial de Polonia y este martes consiguió una importante victoria por 2-0 ante Portugal para consolidarse como líder del Grupo F y clasificarse a los octavos de final del torneo más importante a nivel juvenil.

Por la segunda fecha del certamen, el elenco argentino ratificó lo hecho en el debut ante Sudáfrica y se sacó de encima a un duro rival, que es el campeón europeo y uno los mejores exponentes del viejo continente, para alimentar su sueño de levantar la copa.

Sin embargo, no fue una tarea sencilla para los pibes que comanda Fernando Batista, que sufrieron mucho durante el segundo tiempo y tuvieron que apelar a la garra, sustentando en un gran trabajo del arquero Roffo y los zagueros Paz y Medina, para sacar de encima este difícil partido, en el que el conjunto europeo mereció un poco más.

Lo mejor de Argentina se vio en los primeros minutos del encuentro, con Barco como líder de juego y los aportes de Urzi y Álvarez para complicar en las bandas. A eso se le sumó un sólido trabajo en el medio y en la defensa, con un Roffo muy seguro.

la definición cruzada de Gaich destrabó un partido complicado.
la definición cruzada de Gaich destrabó un partido complicado.

Sin embargo, a pesar de esa superioridad, el equipo argentino se puso en ventaja cuando Portugal empezaba a complicar por el sector izquierdo y afrontaba su un momento crítico. Ahí,  sacó a relucir el talento individual y se puso en ventaja: saque de arco de 1, Gaich la peina para Barco en la mitad y éste habilita a Álvarez; el pibe de River llega al fondo y mete un centro rasante para que el  nueve, con una definición mordida, ponga el 1-0.

El combinado nacional, con la ventaja, se protegió muy cerca de su arco durante el segundo tiempo, a la espera de los espacios que podía dejar el conjunto europeo en busca del empate, y eso lo hizo sufrir bastante, al punto de transformar a Roffo y Medina en las figuras de la cancha.

Esos temores se despejaron a 38 minutos cuando, tras un centro de Barco, Pérez puso el 2-0 (con intervención del VAR) y sentenció la historia, en un partido muy complicado y que dejó buenas sensaciones en el conjunto argentino.

SÍNTESIS
ARGENTINA: Manuel Roffo; Facundo Mura, Nehuén Pérez, Facundo Medina y Francisco Ortega; Aníbal Moreno y Fausto Vera; Ezequiel Barco, Agustín Urzi y Julián Álvarez; Adolfo Gaich. DT: Fernando Batista.
PORTUGAL: Virginia; Diogo Dalot, Diogo Queiros, Diogo Leite y Ruben Vinagre; Luis Miguel, Florentino Luis y Gedson Fernandes; Trincao, Rafael Leao y Joao Filipe. DT: Helio Souza.

Goles: PT, 32m. Gaich (A);ST, 39m. Pérez (A). Cambios ST: 17m. Mesaque Dju por Trincao (P), 25m. Gonzalo Maroni por Álvarez (A), 32m. Pedro Martelo por Miguel (P), 37m. Santiago Sosa por Moreno (A), 43m. Pedro Neto por Filipe (P) y 44m. Marcelo Weiganst por Barco (A). Amonestados: Pérez, Medina (A); Leite (P). Estadio: Stadion Miejski de Bielsko-Biała. Árbitro: Ismael Elfath (Estados Unidos).