La Selección comandada por Sergio Hernández dio un nuevo paso en China y se clasificó a los cuartos de final luego de superar claramente a Venezuela por 87-67 en Foshan. El domingo cerrará desde las 9 el Grupo I ante Polonia, que a primer turno venció a Rusia.
El santiagueño Gabriel Deck fue el jugador más valioso en el triunfo argentino ante Venezuela.

El seleccionado argentino masculino de básquet se clasificó a los cuartos de final del Mundial de China al vencer a Venezuela por 87-67 en partido correspondiente al Grupo I de la segunda fase de la competencia. Este domingo cerrará su participación frente a Polonia.

El partido se jugó en el International Sports and Cultural Center de la ciudad de Foshan y los parciales de la victoria Albiceleste -invicta en la competencia- fueron de 17-12, 21-13, 25-22 y 24-20 que marcaron las claras diferencias sobre la Vinotinto de Fernando Duró.

Argentina se clasificó automáticamente a cuartos de final por la victoria previa de Polonia sobre Rusia por 79-74. Argentinos y rusos compartieron el Grupo B (donde se impuso el elenco de la Oveja Hernández) pero no se enfrentarán en esta segunda fase. Además, continúa en carrera por uno de los dos boletos a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al tiempo que Venezuela quedó eliminada de la competencia e irá por la reclasificación.

Leé también:  Argentina no pudo con el poderío de España

El alero santiagueño Gabriel Deck (25 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias) y el base cordobés Facundo Campazzo (12 tantos y 9 pases gol) fueron las figuras nacionales, al tiempo que el alero venezolano Michael Carrera (19 tantos, 7/10 en tiros de cancha) se convirtió en el mejor de su equipo.

La plenitud y el aporte en ofensiva de Scola (7 puntos), la versatilidad y el manejo de Facundo Campazzo y la buena labor defensiva a nivel colectivo, le dieron una ventaja al final del primer cuarto por 17 a 12.

El conjunto argentino plasmó su mejor versión en el amanecer del segundo período: defendió intensamente, anotó desde afuera de la línea de 6,25 metros y corrió cuando cortó el circuito de pases venezolano (11 a 2 en ese rubro). Es por eso que los dirigidos por Sergio Hernández se adelantaron por 30 a 20 con 4,32m. por jugarse.

La sociedad Campazzo (4 asistencias)-Deck (9 tantos) le dio frutos en ataque en el tiempo restante, al punto que se disimularon los rebotes ofensivos tomados por el rival (10) y concluyó la etapa inicial arriba por 38-25.

Argentina tuvo en Campazzo en su mejor expresión desde la conducción. El cordobés aplicó a la perfección el 'pick and roll' con Marcos Delía y Deck, como principales asistidos, y además apareció Patricio Garino (10 puntos) en el perímetro para irse 63-47 al frente.

Leé también:  Argentina tiene otra cita con la historia

Argentina salió a jugar el último cuarto con sus dos bases suplentes, Nicolás Laprovíttola y Luca Vildoza, y el regreso de Scola, sentado en el tercero, y le dio descanso al resto de los titulares. Sin demasiados sobresaltos se llevó un triunfo clave con un aplastante 87-67.

La Síntesis

Argentina (87): Facundo Campazzo 12, Luca Vildoza 3, Patricio Garino 10, Luis Scola 15 y Marcos Delía 6 (FI). Nicolás Laprovíttola 9, Gabriel Deck 25, Agustín Cáffaro 3, Máximo Fjellerup 0, Lucio Redivo 0, Tayavek Galizzi 2 y Nicolás Brussino 2. DT: Sergio Hernández.

Venezuela (67): Heissler Guillent 10, Dwight Lewis 6, José Vargas 0, Miguel Ruiz 2 y Néstor Colmenares 5 (FI). Michael Carrera 19, Windi Graterol 0, Pedro Chourio 2, Luis Belthelmy 11, Gregory Vargas 10 y Jhornan Zamora 2. DT: Fernando Duró.

Parciales: Argentina 17-12, 21-13, 25-22 y 24-20.

Árbitros: Yohan Rosso (Francia), Matthew Albert Myers (Estados Unidos) y Yevgeniy Mikheyev (Kazajistán).

Estadio: Foshan International Sports & Cultural Center.