En recuperación de la rotura de ligamentos, el lateral derecho del Taladro apunta a iniciar la pretemporada y estar a disposición del técnico para el inicio de la Superliga.
Arciero intensifica su recuperación y quiere llegar a la primera fecha.
Arciero intensifica su recuperación y quiere llegar a la primera fecha.

Lentamente y cumpliendo los plazos de recuperación al pie de la letra, el lateral de Banfield Rodrigo Arciero va tachando los días para su vuelta a los campos de juego. El ex Patronato sufrió durante la última pretemporada la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha.

Lleva cuatro meses de rehabilitación y estima que podría llegar a la primera fecha de la próximo Superliga si no sucede ningún contratiempo. “La rodilla responde bárbaro y estoy muy contento por eso. A los tres meses ya empecé a correr, estoy haciendo muchos trabajos para equiparar, también ejercicios de pasadas, velocidad y resistencia. Todavía no tengo fecha de vuelta pero, posiblemente esté antes de los seis meses, pero no me voy a apurar”, confió el marcador derecho al sitio Soy de Banfield.

"Hernán (Crespo) me dijo que era una pieza clave para lo que viene, con los dirigentes también hablé, tuve una reunión y aún faltan algunas charlas para llegar a un acuerdo".

Este lunes se sumará al grupo para el inicio de la pretemporada en Luis Guillón y tiene todas las expectativas centradas en llevarla a cabo normalmente. “Hernán (Crespo) me dijo que era una pieza clave para lo que viene, con los dirigentes también hablé, tuve una reunión y aún faltan algunas charlas para llegar a un acuerdo. Ellos me comentaron que soy como un refuerzo, por eso me entreno con todo para volver a vestir la camiseta de Banfield”, sostuvo quién jugó 14 de los 15 partidos del primer tramo de la temporada pasada (en el debut estuvo Jorge Rodríguez como 4).

Leé también:  Galoppo ya piensa en la vuelta

Con la llegada de Crespo al banco, Luciano Gómez fue su reemplazante en nueve de las 10 fechas (Emanuel Coronel lo reemplazó por suspensión ante Atlético Tucumán). Por Copa de la Superliga jugaron un partido cada uno, y por Copa Argentina jugó Coronel.

Sobre ellos dos, Arciero destacó: “Lucho Gómez es un jugador más de juego que de marca. Cada jugador tiene sus características. Es normal que él piense más hacia adelante que hacia atrás. Creo que es fundamental poder darle equilibrio al equipo. El Tucu Coronel anduvo muy bien también. Aprovechó bien los minutos que tuvo. Después el técnico es el que decide”.