El hecho ocurrió el lunes a la noche. El conductor se encuentra fuera de peligro, pero sus compañeros lanzaron una medida de fuerza por 24 horas para exigir seguridad.
No circula ninguno de los ramales de la Empresa Monte Grande.

Las líneas de colectivo 501, 394 y 243 se encuentran de paro este martes luego de que un chofer fuera asaltado, golpeado y apuñalado en la localidad de Monte Grande. Los trabajadores decidieron realizar una medida de fuerza para exigir mayor la seguridad ante la reiteración de este tipo de hechos violentos en el último tiempo.

Según informaron desde la empresa, todos los ramales se encuentran paralizados. Se trata de las líneas 501, que tiene cuatro recorridos entre la estación de Monte Grande, la Universidad de Lomas y Ezeiza; la 245, que une la estación de Monte Grande con Almirante Brown; y la 394, que conecta Monte Grande con Ruta 4, Ezeiza y Llavallol.

Leé también:  Doctrina Chocobar: Bullrich defendió al policía que mató a un peatón

El paro de actividades se extenderá hasta la medianoche, por lo que el servicio se reanudará recién a partir de este miércoles, según fue resuelto en asamblea.

El episodio de violencia ocurrió este lunes, cerca de las 20.30, cuando tres hombres y una mujer abordaron el interno 48 de la línea 501 cerca de la estación de Monte Grande en un aparente estado de ebriedad.

El delegado Carlos Ojeda comentó que los pasajeros "se pusieron agresivos y empezaron a amenazar al chofer diciéndole que cuando llegaran al fondo (al barrio La Victoria) le iban a robar".

Al llegar a las calles Colon y Saladillo, el conductor le hizo señas de luces a uno de los patrulleros que estaban apostados en el cruce para que intervinieran.

Leé también:  Un policía local que manejaba un Uber fue baleado durante un asalto en Ciudad Evita

"Los efectivos empezaron a discutir con la gente y ahí empezaron los golpes y los piedrazos. Rompieron siete ventanillas con la policía ahí. Se armó una batahola grandísima", señaló el delegado en diálogo con la señal de noticias TN.

Fuente policiales reportaron que tras lo ocurrido las cuatro personas que protagonizaron los hechos de violencia fueron detenidas por personal de la Comisaría Nº 1.

Una vez controlada la situación, el colectivero fue derivado al Hospital Santamarina, donde se constató que presentaba lesiones compatibles con un puntazo a la altura del omóplato izquierdo, indicaron las fuentes policiales.