El aislamiento preventivo, social y obligatorio tiene sus excepciones, pero los docentes y los
alumnos tienen que cumplirlo sin chistar, para cuidarnos entre todos y para entender que es una medida coherente para evitar contagios del coronavirus y que se expanda esta pandemia.

Ya contábamos en estas líneas que tampoco se está de vacaciones, que no es un receso
inesperado e intermedio entre las vacas de verano y las de invierno o un período de gracia. Nada de eso, ¿ok?

Por tal motivo hay tarea para el hogar, tarea con todas las letras, que tiene debe ser cumplida como si fuera un trabajo hecho en clase con el mismo compromiso, no se trata de una labor para hacer pasar el tiempo.

Ante este panorama, las herramientas electrónicas permiten este ida y vuelta para enseñar y aprender hasta que nos podemos reencontrar cara a cara dentro de un aula y dentro de la escuela. Ahora bien, mientras que algunos intentar sacar provecho de la desgracia general, otros hacen lo contrario y se entregan con su solidaridad sin nada a cambio.

Leé también:  Licencias, higiene y reducción de pasajeros: las medidas adoptadas por los colectivos en zona Sur

¿De qué estamos hablando? Un importante grupo de docentes inició una propuesta que
rápidamente se multiplicó y se expandió en las redes sociales, como un reguero de pólvora.
Estos docentes están ofreciendo apoyo escolar gratuito y a distancia a alumnas y alumnos de la primaria y de la secundaria. Gratarola, así como lo escuchaste.

Este apoyo escolar a la distancia y a través de los medios electrónicos es para colaborar con la resolución de la tarea encomendada por los docentes de sus escuelas durante este período de aislamiento obligatorio que estamos atravesando.

Esta samaritana iniciativa juega a dos puntas: por un lado es como una medida solidaria hacia los chicos en edad escolar, mientras que también lo es hacia los respectivos padres y madres de los alumnos.

Leé también:  Perazzo: "Se debe priorizar la vida de la gente"

El mensaje, que se viralizó en las redes sociales, dice lo siguiente: "Mientras estamos en casa, si necesitás ayuda sobre algo que le hayan encargado a tu hijo o hija, contáctame y sin ningún tipo de costo te apoyo".

Es probable que algunos alumnos necesiten una mano extra en alguna materia, a pesar de la explicación certera de su docente. No es tan raro que algunos contenidos sean más fáciles de asimilar por algunos que por otros, incluso siempre nos gustó una asignatura más que otra y nos costó más esta que aquella.

Ante esta situación, ahí estará esa pequeña ayuda de unos amigos docentes, listo para colaborar y sin pedir nada a cambio.