El Municipio puso en marcha un plan de emergencia para bebés de 6 a 11 meses y chicos que se encuentren en edad escolar. Buscan prevenir nuevos casos.
Habrá vacunas gratis en todos los centros de salud de la ciudad.

A partir del “brote” de sarampión y la detección de 18 casos en lo que va del año, el Municipio de Avellaneda decidió poner en marcha un plan de vacunación de emergencia en los Centros de Salud para todos los bebés de entre 6 y 11 meses.

Siguiendo las recomendaciones de la Secretaría de Gobierno de Salud de la provincia de Buenos Aires, el Gobierno local decidió ampliar las recomendaciones de inmunización sobre todo en los llamados “grupos de riesgo” para trabajar en la prevención.

Ante la confirmación de seis nuevos casos en bebés, chicos y adultos en distintos partidos de la provincia de Buenos Aires se decidieron redoblar las acciones.

Se trata de casos autóctonos, que según el último boletín epidemiológico se confirmaron en dos adultos y cuatro menores de cinco años, quienes carecían de la vacuna.

Los especialistas temen que se trate de un brote por “goteo”, como ocurrió en Brasil y que sigan apareciendo casos individualmente hasta que uno se produzca en un lugar con poca cobertura y en muy poco tiempo “explote la transmisión.

Por eso también se aplicarán dosis a niñas y niños de entre 13 meses y 4 años 11 meses y 29 días inclusive, que deben tener al menos 2 dosis de vacuna triple viral. Los médicos del Municipio recorrerán durante octubre y noviembre todas las escuelas de nivel inicial para cumplir con el cronograma de inmunización.

El director de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la cartera sanitaria de la Nación, Cristian Biscayart, explicó que “esta dosis cero no cuenta como parte del calendario obligatorio; pero es para ofrecer un plus de protección”.