Luego de un entrenamiento marcado por el retorno de Ledesma, luego de los días de licencia que recibió tras la pelea a golpes de puño con el arquero Orión del viernes, el presidenta `xeneize` se juntó con todo el plantel para ponerle punto final a la tensa situación que se vivió en los días previos en el seno del equipo.

angelici
El presidente "xeneize" Daniel Angelici se reunió con el plantel para evitar que vuelva a surgir un conflicto como el de la semana pasada entre Pablo Ledesma y Agustín Orión, quienes se reencontraron en la práctica.

Luego de un entrenamiento marcado por el retorno de Ledesma, luego de los días de licencia que recibió tras la pelea a golpes de puño con el arquero Orión del viernes, el titular `xeneize` se juntó con todo el plantel para dialogar y ponerle punto final a la tensa situación que se vivió en los días previos en el seno del equipo.

Si bien no hubo información oficial sobre la reunión, allegados al cuerpo técnico señalaron que fue en tono de diálogo en términos cordiales y que se pusieron como objetivo pelear el campeonato y pensar en el próximo partido que será ante Argentinos Juniors, el domingo por la octava fecha del Torneo Final.

No obstante, César Martucci, representante del fútbol profesional de Boca Juniors, ofreció más detalles.

"Lo que le dijo Angelici al plantel hoy fue lo suficientemente contundente. En Boca no se van a volver a dar situaciones como la que se dio. La situación está controlada", aseguró el dirigente "xeneize" en diálogo con TyC Sports.

"En Boca las cuestiones se resuelven de las puertas para adentro. Angelici les dijo todo lo que tenía que decir. Esto ya está superado", agregó Martucci, exsecretario de Boca, quien desmintió que "la barrabrava haya hablado con los jugadores".

De todas maneras, el directivo reconoció que "la conferencia de Ledesma fue desafortunada", en referencia a sus dichos del jueves pasado que derivaron en el conflicto con Orión.

El mediocampista había insinuado que el `1` era informante de la prensa y Orión, cuando regresó el viernes del partido amistoso que el seleccionado argentino disputó en Rumania, lo tomó a golpes de puño en el vestuario, según trascendió.

Ledesma, quien sufrió un desgarro en el partido con Olimpo del miércoles pasado, no acudió al entrenamiento del sábado ni tampoco participó del partido del domingo ante Racing (2-1) por una licencia que recibió, por lo que tras el día de descanso del lunes hoy se reencontró con sus compañeros, incluyendo al arquero.

El volante llegó a la práctica acompañado de su mujer a las 8.30 y lo hizo sin marcas o hematomas en su rostro, pese a que se comentó que había recibido la licencia para que la prensa no notase los golpes de la pelea, que nunca fue confirmada por el club.

Ambos futbolistas volvieron a verse las caras esta mañana en el entrenamiento que el plantel conducido por Carlos Bianchi desarrolló en Casa Amarilla, pero Ledesma trabajó de manera diferenciada por el desgarro que padece en la sala de kinesiología junto a Daniel Díaz y el capitán Juan Román Riquelme.

Por otra parte, Diego Perotti, quien se lesionó el domingo en el calentamiento previo al cotejo ante Racing, se confirmó que padece una distensión en el gemelo interno izquierdo y tendrá para 25 días de recuperación, por lo que hoy solo se movió en el gimnasio. También Nicolás Colazo trabajo aparte.

En tanto, los que jugaron el domingo ante el equipo de Avellaneda realizaron ejercicios regenerativos, mientras que el resto efectuó un trabajo físico exigente a cargo del profesor Juan Manuel Alfano.

En el plano futbolístico, con vistas al partido ante Argentinos Juniors, Bianchi dispondría los ingresos de Nahuel Zárate y Luciano Acosta por los suspendidos Emmanuel Insúa y Fernando Gago.

El posible equipo para recibir a Argentinos sería con: Agustín Orión; Leandro Marín, Daniel Díaz, Juan Forlín y Zárate; Cristian Erbes, Federico Bravo y Juan Sánchez Miño; Juan Román Riquelme; Luciano Acosta y Emmanuel Gigliotti.

El plantel, que se quedó a almorzar en Casa Amarilla, retornará este miércoles al trabajo, en doble turno, mientras que el jueves y viernes se entrenarán por la tarde.

Boca, que suma 10 puntos luego de dos victorias consecutivas, enfrentará a Argentinos, que tiene 8, el domingo a las 18.15, por la octava fecha del Torneo Final.