Será su segundo mandato en el club, con la figura excluyente de Juan Román Riquelme en el área de fútbol, donde deberá tomar firmes decisiones, entre ellas, la elección del nuevo entrenador, ya que Gustavo Alfaro finaliza su vínculo el 31 de diciembre. 

Ameal, que se impuso en las elecciones, asumirá el viernes la presidencia de Boca.Jorge Amor Ameal asumirá este viernes como presidente de Boca, en lo que significará su segundo ciclo como máxima autoridad al frente del club.

El “Frente para la recuperación de la identidad Xeneize” se impuso este domingo en las elecciones con el 52% de los votos sobre el 30% conseguido por el oficialismo encabezado por Cristian Gribaudo y Juan Carlos Crespi. Junto a Ameal, ocuparán los cargos de vicepresidentes primero y segundo Mario Pergolini y Juan Román Riquelme respectivamente. Este último estará a cargo de todo el fútbol del club.

Riquelme deberá tomar decisiones fuertes: el nuevo entrenador y el futuro de Carlos Tevez aparecen como los principales puntos a resolver. Gustavo Alfaro termina su contrato el 31 de este mes. Y no seguirá.

En el primero de los casos, hay dos candidatos: Miguel Ángel Russo y José Néstor Pekerman. Con Miguelito, Boca ganó la última Copa Libertadores de América en 2007, con Román como genio y figura. El ex DT de Lanús y Los Andes, entre otros clubes, está de viaje y se lo espera en la semana para sentarse a dialogar y ver cuál es su respuesta. Russo siempre manifestó su deseo de volver a dirigir a Boca. Pero como él mismo lo dice “son momentos, son decisiones”.

El segundo en cuestión es José Pekerman, otro de los predilectos de Riquelme, con quien fuera campeón juvenil en Malasia 1997 y luego compartieran momentos en la Selección Argentina Mayor.

Si con ninguno de los dos se llegara a un acuerdo, el tercero en discordia es Eduardo Domínguez, yerno de Carlos Bianchi, con quien Román tiene una estrecha relación de amistad y hasta podría colaborar en esta etapa.

Entre otras novedades, Jorge Bermúdez, Sebastián Battaglia, Marcelo Delgado y Raúl Cascini estarán en un consejo de fútbol y es muy difícil que Nicolás Burdisso siga de director deportivo junto a Aníbal Matellán en el año que le queda de contrato.

La continuidad de Carlos Tevez depende del nuevo entrenador. El jugador ya hizo público las ganas de seguir. Y en cuanto a los refuerzos, el nombre de Paolo Guerrero (35 años) es hoy la negociación a cerrar.