En el estreno de De Rossi, con gol incluido, el Xeneize empató con el Tricolor 1-1, que marcó a través de Martínez tras un error defensivo. En los penales, Limousin fue la gran figura al contener dos de los cuatro remates que le ejecutaron. El equipo de Alfaro se fue del torneo federal en los 16avos. de final.
Eduardo Salvio no desequilibró y erró el penal que determinó la eliminación de Boca.

Era la noche de Daniele De Rossi. El Romano metió el cabezazo del 1-0, se llevó la ovación, también una amarilla. Pero La Plata tenía preparado un final inesperado, con otro contexto. Con Almagro llegando al empate a poco del final y un nombre que quedará grabado: Christian Limousin, que en la tanda de penales y en una pierna, atajó los remates de Alexis Mac Allister y Jan Hurtado y vio como el de Eduardo Salvio se iba a la tribuna. El 1 Tricolor fue el héroe y opacó el (muy buen) estreno del refuerzo top Xeneize. El equipo de Alfaro deja la Copa Argentina en 16avos. de final. Prematuramente, pero pagando errores.

Leé también:  Wanchope y De Rossi trabajan para estar en el Súper

El hincha de Boca no fue a ver solo a Boca. La presencia de Daniele De Rossi enaltecía esapasión por los colores. El Romano se calzaba la 16 por primera vez y el estadio Único de La Plata fue fiel testigo. Boca fue el que intentó más. Fue progresando a medida que pasaron los minutos. A toque corto, pelota al piso, con un Fabra incontenible por izquierda y aproximaciones que le dieron la ventaja en las tarjetas.

Y volviendo a De Rossi, su estreno no podía ser mejor. Córner de Mac Allister y frentazo del volante, incontrolable para Limousin que quedó parado. El festejo, de cara a la tribuna, decoró la escena. Poco después se ganó la amarilla por una fuerte barrida abajo.

Alexis Mac Allister estuvo impreciso y erró el primer penal de Boca en la serie.

Almagro buscó sorprender con los cambios de frente de Benítez, siempre buscando al Burrito Martínez, pero Marcos Díaz no pasó grandes riesgos.

En el complemento, el Tricolor se soltó y Díaz voló para descolgar del ángulo lo que era el empate. Boca estaba corto en el resultado y no lo podía definir. Ni Salvio, ni Zárate lograban desequilibrar cuando recibían la pelota.

Leé también:  Lanús y el Rojo se mudan a Rosario

Y el equipo de Mayor tomó envión. Arias exigió a Díaz de afuera. Y Diana ganó de cabeza ante un floja salida del arquero. Alfaro ya había metido a Tevez y Hurtado. Después sacó a Rossi, pero Boca no daba garantías de poder cerrar el partido y sentirse ganador.

Así fue que Coscia corrió un pelotazo largo, fallaron Alonso y Díaz, y la pelota le quedó mansa a Martínez que definió con el arco vacío y lo festejó a medidas por su pasado en Boca. Y después lo tuvo Coscia, que no alcanzó a meterla de taco.

Almagro llegó más entero a los penales. Clavó los tres que remató y contó con un espléndido Limousin que se llevo todos los flashes y determinó la prematura eliminación de Boca de la Copa Argentina.