Integrantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra realizaron una jornada de protesta frente a la Casa Rosada y vendieron 40 mil kilos de alimentos.
Desde que llegó el primer camión hubo cola para comprar.

Quinteros y pequeños productores realizaron un “Alimentazo” en Plaza de Mayo y otras veinte ciudades del país para vender 40.000 kilos de frutas, verduras, pan y otros productos de consumo masivo a precios accesibles para mostrar su capacidad de producción en un contexto de recesión y crisis.

La feria tuvo como consigna el reclamo “por un modelo que produzca alimentos accesibles y sanos” y sirvió para volver a exigirle al Estado políticas activas que garanticen el acceso a alimentos a precios justos. Desde que llegó el primer camión, en la Plaza hubo colas para hacer las compras.

El referente de la Unión de Trabajadores de la Tierra, Nahuel Levaggi, resaltó que la “cruda realidad que se ve todos los días es consecuencia del modelo económico y político que el Gobierno de Macri y Vidal llevó adelante: sectores productivos que se funden y miles de personas que no llegan a tener un plato de comida”.

En ese contexto, pidió “un sistema de comercialización que elimine la intermediación para poner en la mesa de todos alimentos sanos a precio justo”.