El candidato presidencial del Frente de Todos hizo un balance de su viaje por Europa, donde tuvo encuentros con políticos, empresarios y representantes de distintos países.
Fernández junto al primer ministro de Portugal, António Costa.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, sostuvo que la crisis por la que atraviesa el país no se resuelve "a costa de más miseria" y remarcó que "no es verdad que la economía exija sólo ajuste, condene a la marginalidad a millones de personas y permita la concentración de la riqueza en unos pocos".

Durante su viaje por Europa tuvo encuentros con el jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez; el primer ministro de Portugal, António Costa; empresarios y representantes de fondos de inversión de distintos países. "Fue muy productivo e interesante. He advertido que son muy conscientes del nivel de crisis que tiene la Argentina y tomaron dimensión de eso por las últimas medidas que ha tomado el Gobierno de Macri", expresó Fernández, quien remarcó: "También se dan cuenta de que en nosotros puede haber una solución al problema y no una profundización de la crisis".

Leé también:  Debate: Alberto Fernández se centrará en el futuro de su gestión

En diálogo con Radio 10, el ex jefe de Gabinete señaló que su visión no es "una mirada retrógrada tal como tratan de vender en la Argentina", sino que “es una forma de concebir el desarrollo social en esta economía globalizada”. En ese sentido destacó los casos de España y Portugal: "Ahí tienen a los socialistas portugueses o a los españoles queriendo hacer lo mismo. El mérito de Costa fue que cuando le exigieron más ajuste él dijo que no, que había que activar el consumo y poner dinero en el bolsillo de los trabajadores y los jubilados. Así lo hicieron, y cuando lo escuchaba estaba reviviendo lo que hicimos en 2003 con Néstor Kirchner".

Leé también:  Ecos del debate: “La diferencia con Macri es que yo dije la verdad”

Por su parte, Fernández llamó a frenar la jurisprudencia "injusta" en lo que se refiere a "detener a la gente preventivamente sin que haya una definición de culpabilidad sobre ellos". También se refirió a la exposición que dio en la Cámara de Diputados española respecto al reclamo por la libertad del ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva: "Es la demanda del Estado de derecho, donde la Justicia haga justicia y no injusticia.