Este sábado inaugurará el encuentro que los dirigentes del denominado Grupo de Puebla mantendrán en Buenos Aires para delinear políticas para la región de cara a los próximos años.

Cuando falta apenas un mes para que asuma la presidencia, Alberto Fernández encabezará este sábado la apertura oficial de un nuevo encuentro del Grupo de Puebla, el espacio regional de orientación progresista que sesionará en Buenos Aires en busca trabajar en el diseño de políticas para la región de cara a la próxima década

La cumbre será una prueba delicada para el mandatario electo rumbo al 10 de diciembre. Enfrentado con Jair Bolsonaro y sin esconder sus críticas a Sebastián Piñera, Fernández intentará caminar en un equilibro delicado. El futuro Jefe de Estado pretende construir un polo progresista en la región, y tener una relación cordial con Estados Unidos.

Leé también:  Fernández dio indicios de cómo podría pagarle al FMI

Su exposición inaugural será a partir de las 9 en el Hotel Emperador de la Ciudad de Buenos Aires. La lista de invitados incluirá a dirigentes de 25 países, entre ellos Dilma Rousseff (Brasil), José "Pepe" Mujica (Uruguay), Fernando Lugo (Paraguay), Álvaro García Linera (vicepresidente de Bolivia) y José Luis Rodríguez Zapatero (España).

El encuentro estará marcado por un contexto en el que la región se han producido victorias de espacios progresistas y tras la liberación de Luiz Inácio Lula Da Silva. Además se dará un día después de la reunión que protagonizó el Grupo de Lima, al que suscribe el presidente Mauricio Macri y que endureció su postura respecto a Venezuela.

Leé también:  Alberto Fernández encabezó reunión del Grupo de Puebla

“El propósito de la reunión en Buenos Aires es el de seguir construyendo, entre todos, una agenda progresista que nos identifique y reúna”, explicó Ernesto Samper, expresidente de Colombia y ex secretario de la Unasur.