Tienen 14 y 17 años y se destacan en pádel, un deporte en pleno crecimiento. Ya se ubican entre las mejores en sus categorías, también jugaron en mayores, y pelean por un lugar en el Mundial.
Micaela y Agustina, juntas a su DT Nahuel, tras una consagración.

Agustina y Micaela Monteagudo son hermanas, viven en Remedios de Escalada y comparten una pasión: el pádel. Ambas se destacan dentro de la pista y ya están afianzadas entre las mejores del país a nivel juvenil. Y eso las ilusiona con un sueño en común: clasificarse al Mundial de Menores que se disputará en Valencia, España, entre el 14 y 20 de octubre.

Agustina tiene 14 años y se ubica segunda en el ranking nacional sub-14, mientras que Micaela, con 17, es tercera en la clasificación sub-18. Estas estadísticas las colocan como las mejores de Argentina y sus resultados, en sintonía con estos datos, reflejan su gran presente en una actividad que crece con fuerza a nivel mundial.

Las dos compiten en el circuito APA, que es a nivel nacional y funciona como selectivo nacional de cara al Mundial. Ellas, cada una en su categoría, llegaron a la final en los cinco torneos que se disputaron (San Nicolás, Rosario, Córdoba, La Rioja y Buenos Aires) y se clasificaron al Master, donde se enfrentan las ocho mejores parejas a nivel nacional. Justamente este certamen que se realizará entre 14 y 15 de septiembre en La Plata entregará dos plazas (los dos finalistas por categoría) para cita mundialista en el Viejo Continente.

Leé también:  Agustina Monteagudo, de Escalada a la cima del pádel

Agustina, que forma pareja con Eunice Gauna de Corrientes, y Micaela, que tiene como socia a Alana Palavecino de Neuquén, están bien posicionadas para soñar a lo grande y clasificarse al certamen que reúne a las mejores parejas del mundo de cada categoría.

las chicas, en forma de pareja, suma 6 títulos este año.

Y estos logros no son casuales, demandan un esfuerzo. Los viajes, las horas fuera de casa y las paletas (que valen alrededor de las 12 mil pesos) son contratiempos que, gracias a la ayuda de varias personas, pueden sobrellevar. Por eso, Jorge, su papá, agradeció la ayuda que le brinda la marca Bullpadel  y también los colegios San Agustín de Remedios de Escalada, en el que Agustina cursa segundo año del secundario, y al Instituto Ricardo Güiraldes de Banfield, en el que Micaela cursa el último año del secundario. “Estamos muy agradecidos a los profesores, a las preceptoras y a los directivos de los dos colegios, que nos dan una mano muy importante para que ambas puedan competir”, señaló el papá de las hermanas.

Leé también:  Agustina Monteagudo, de Escalada a la cima del pádel

TAMBIÉN HERMANAS EN LA CANCHA. Agustina y Micaela, que son entrenadas por Nahuel Sotelo y practican en el club La Carmela, de Lanús, no sólo se destacan en las categorías juveniles, también lo hacen con las mayores en forma de pareja. Justamente este año empezaron a competir en el circuito AJPP, el más importante del país, y Agustina, con 14 años, se convirtió en la jugadora más joven en debutar en un torneo profesional. “Las dos tienen un potencial increíble y pueden hacer una carrera importante en la actividad”, remarcó Jorge, su papá.

Y los logros, de a poco, se empiezan a ver entre las más grandes. Tan es así que, en su primer campeonato AJPP, se clasificaron a los cuartos de final y terminaron entre las ocho mejores del país, algo muy importante ya que Argentina es una potencia a nivel sudamericano y tiene uno de los certámenes más competitivos y complicado del continente.

Así, con pasos firmes y plagada de buenos resultados, las hermanas Monteagudo ponen su nombre en el primer plano del pádel argentina y sueñan con seguir creciendo.