El Gobierno tenía previsto dar a conocer los detalles del acuerdo hoy, pero debido a la falta de coincidencias con los empresarios el anuncio se realizaría este martes.
Todavía no hay acuerdo sobre la lista de productos incluidos y el nivel de precios.

La falta de acuerdo sobre el nivel de precios, la absorción del IVA y la lista de artículos demorarían hasta este martes el relanzamiento de "Precios Cuidados", una medida con la que el Gobierno busca lograr un marco de referencia para frenar la inflación.

Funcionarios de la Casa Rosada siguen negociando a contrareloj con las empresas de la industria alimenticia y los supermercados los detalles finales del plan. Según fuentes oficiales, el acuerdo está "a punto de lograrse", y se podría oficializar este martes.

El programa reduciría a menos de 300 artículos la lista de 500 que regirá hasta mañana y su renovación incluiría en forma principal la vuelta de primeras marcas.

Leé también:  Precios Cuidados se extiende a mayoristas y distribuidores

Frente al alza generalizada de precios que originó la anulación de la exención, el Gobierno busca un sinceramiento que sirva de referencia en el mercado.

Antes de fin de año, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, había logrado un acuerdo que permitía un aumento del 7% de precios con la intención de que la cadena de comercialización absorbiera el otro 14% de la eliminación del beneficio del IVA del 21%.

Definir cómo se absorbe ese porcentaje, a qué precios se venderán los lácteos, la lista definitiva de productos son los puntos sobre los que aún se busca un acercamiento final.

Leé también:  Controlan que los supermercados cumplan con Precios Cuidados

La lista de artículos que integrarán Precios Cuidados incluiría al menos 200 productos menos, con la novedad de que regresarán marcas como Huggies (pañales), Quilmes (cervezas) y Amanda y Nobleza Gaucha (yerba mate).

El Gobierno busca con la incorporación de la primeras marcas que marquen una referencia de precios en el mercado, para que el resto de las marcas que compiten y quedan fuera del programa no aumenten sus precios por encima de los del acuerdo que se logre.

Como el programa tendrá una extensión de entre tres o cuatro meses, durante el cual los precios no podrán modificarse, se espera que el lanzamiento sirva también como moderador del alza inflacionaria.