Tras verificar varias condiciones de irregularidad decidieron clausurar por segunda vez el espacio "Curtidores Unidos LTDA" que tenía un sistema de tratamiento de efluentes líquidos con claros signos de deterioro.
Los vecinos de la zona realizaron la denuncia correspondiente.
Los vecinos de la zona realizaron la denuncia correspondiente.

Tras una denuncia de los vecinos de la localidad de Piñeyro, en el Partido de Avellaneda se detectó la transgresión de una clausura por parte de una curtiempre que tenía un sistema de tratamiento de efluentes líquidos con claros signos de deterioro. Acumar fue hasta el lugar para observar el estado del lugar y ahora, la firma deberá presentar un plan de adecuación para poder retomar sus actividades.

A partir de una denuncia que vecinas y vecinos realizaron en la Municipalidad de Avellaneda, en un operativo en conjunto con la Policía Ecológica de la provincia de Buenos Aires y personal del Municipio, Acumar procedió a clausurar la curtiembre “Curtidores Unidos LTDA” por no respetar una clausura previa impuesta por el organismo, en primer término, pero también porque presenta graves faltas a la normativa ambiental vigente.

Leé también:  Excarcelan al Policía que mató de 18 balazos a un joven que quiso asaltarlo

EL ESTADO DEL LUGAR. Durante el operativo, un equipo de inspectores de Acumar encontró gran cantidad de cueros curtidos y otros en estado crudos y salados, sin las medidas de seguridad para su acopio.

También observaron graves falencias estructurales en el edificio, como techos rotos que comprometen la seguridad de las y los trabajadores.

Además el sector de tratamiento de efluentes líquidos estaba colapsado y con claros signos de deterioro y problemas operativos. También hallaron gran acumulación de barro y residuos de proceso sobre los cuales no se pudo determinar su correcta disposición.

El establecimiento, ubicado en la calle Entre Ríos al 1400, de la localidad de Piñeyro en Avellaneda, se dedica al curtido y teñido de cueros.

Leé también:  Detuvieron a un jefe de la Policía Federal por extorsionar a un comerciante de Avellaneda

Previamente Acumar ya había clausurado parte de la planta, al no cumplir con los plazos del Plan de Adecuación presentado en su momento y, por las condiciones en que se encontraba la planta al momento de la inspección, se procedió a precintar fulones, colocar fajas en tableros de control y en el frente del edificio.