Desde el Ministerio de Salud remarcan que la gimnasia previene futuras enfermedades, y tiende a mejorar las relaciones sociales y la imaginación.

1

El Ministerio de Salud de la Nación decidió conmemorar el Día Mundial de la Actividad Física con el foco puesto en la importancia que tiene realizar ejercicio desde temprana edad. Para los especialistas, hacer deporte no sólo previene enfermedades en la vida adulta, sino que también mejora el rendimiento académico, las relaciones sociales y la imaginación.

Bajo el lema, “Niño Activo, adulto saludable” se resaltó que los chicos de edad escolar deben sumar 60 minutos de actividad física todos los días. Según la Organización Mundial de la Salud OMS, 6 de cada 10 habitantes en el mundo sufre sedentarismo, “uno de los factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad, entre otras”.

Para combatir la falta de movimiento, la Fundación Arcor realizó actividades recreativas para los más chicos en la Ciudad y además distribuyó un informe periodístico con interesantes datos sobre el desarrollo de la actividad física en Argentina, Chile y Brasil.

Dicho material asegura que el problema de la inactividad física se acrecienta fundamentalmente  en Chile, en donde el 82,5% de la población está perjudicada por la falta de movimiento. En Brasil la  cifra disminuye al 45,9% y en Argentina alcanza a más de la mitad de sus habitantes: el 55,1% sufre de sedentarismo, que significa cualquier comportamiento que tenga un bajo costo energético.

En ese sentido, para la OMS no ser sedentario “es realizar algún tipo de actividad física moderada durante 150 minutos a la semana”. Para no serlo, es necesario sumar, entre los adultos, al menos dos horas y media de las 168 que tiene cada semana; lo que significa un 1,48% de ese tiempo total.

Mientras que para los niños y adolescentes se sugiere un poco más: 60 minutos todos los días, que es equivalente al 4,16% de las horas de una semana.

Otra de las recomendaciones que dio a conocer el Ministerio de Salud a través de las redes sociales y por medio de #NiñoActivoAdultoSaludable fue resaltar ciertos beneficios: “La actividad física regular en los niños mejora el rendimiento académico, las relaciones sociales y la imaginación. Además previene enfermedades en la vida adulta”.