La atleta de Esteban Echeverría brilló ante las mejores del continente y se quedó con el título en la categoría sub-17. También se lució ante atletas más grandes y fue bronce en sub-20.

En lo más alto del podio, Abril De Cándido cerró un 2018 a pura alegría. Y es que tras coronarse recientemente campeona nacional de mayores, la joven levantadora de pesas, de apenas 17 años, llevó su buen momento al Sudamericano de Ecuador y brilló ante las mejores, con una destacada actuación y llena de medallas: se coronó campeona sub-17 y se quedó con el tercer lugar en la categoría sub-20.

La deportista de Esteban Echeverría pisó fuerte en Guayaquil en un torneo de gran nivel internacional, frente a las mejores exponentes del continente, y estuvo a la altura del desafío.  Con un total olímpico de 157 kilos, producto a los 68kg de arranque y los 89kg de envión, se subió a lo alto del podio en su categoría y también fue medalla de bronce sub-20 en total olímpico, arranque y envión.

Leé también:  Florencia Leiva va por más y ahora quiere brillar ante las más grandes

“Da una felicidad enorme terminar el año así, con este gran resultado. Nuestro objetivo era ir por el título en sub-17 y tratar de subir al podio en sub-20. Y por eso esto es muy importante”, remarcó Ariel De Cándido, papa y entrenador de Abril, a Diario La Unión.

Y este logro, que es el sexto a nivel internacional,  toma otro valor porque lo consiguió sin la necesidad de conseguir el mejor registro.

“Ella puede hacer una mejor marca”, aclaró su DT, y continuó: “En estos torneos, lo que los entrenadores buscamos es que, con el mínimo posible, poder subir al podio y ganar. Por suerte, lo logró y eso es muy importante”.

Leé también:  Abril De Cándido pisa con fuerza y quiere brillar en el Sudamericano

Con este título, Abril también ganó terreno a nivel nacional. Ya no sólo es una de las dos mejores sub-17 del país, ahora es una de las cinco mejores de mayores. Y eso le abrirá la puerta para los mejores torneos del mundo. A eso apuntará este joven talento sureño.