Desde España hay un interés por Marcos Díaz, suplente en Boca. Si acepta irse, el Granate se quedará sin el "1" titular, ya que debe volver al Xeneize al terminar su préstamo.
El Leganés vuelve a la carga por Díaz, por lo que el futuro de Rossi en Lanús es muy difícil.

Boca podría perder un arquero. Y Lanús está pendiente de ese tema que todavía no es oficial, pero que cuando hace ruido, algo trae. Marcos Díaz es el apuntado por el Leganés de España, equipo de la Comunidad de Madrid.

No es nuevo esto. El santafecino ya había sido tentado por el club español cuando estaba en Huracán antes de su llegada al Boca de Gustavo Alfaro. Y es muy difícil que Boca le renueve el contrato que vence el próximo 30 de junio. El arquero deberá poner en la balanza lo deportivo y económico. Leganés está a punto de descender a Segunda División, pero así y todo, su sueldo sería mucho más ostentoso de lo que ganaría en el Xeneize.

Leé también:  Falleció Osvaldo “Chiche” Sosa

Si esto prospera, Agustín Rossi no tendría chances de seguir en Lanús. En el Granate fue una de las figuras de la Superliga y clave en la definición de la llave de Copa Sudamericana. El club que preside Nicolás Russo no puede comprarlo ya que la opción está fijada en U$S10 millones. A lo único que aspira es a renovar el vínculo por otra temporada.

"Rossi es jugador de Boca y nosotros no lo vamos a poder pagar. Tiene propuestas del exterior. Si Boca no lo usa, encantado de tenerlo", manifestó Nicolás Russo. Por el ex Defensa y Justicia y Chacarita llegó una oferta del Udinese, inferior a la que pretende Boca.

Leé también:  Se abre una luz de esperanza

Si se va Díaz, Boca se cubre con Rossi, aunque hay un detalle no menor. Los clubes evalúan bajar los salarios por la crisis que provocó la pandemia y cualquier contrato del exterior seduciría a cualquiera. Y el arquero, que hoy está en Lanús, deberá resolver.

Se puede llegar a la instancia en que ambos tengan que salir a buscar reemplazantes o arreglárselas con los arqueros del club. Lanús tiene en carpeta a Lucas Acosta, que quedará libre de Belgrano, y Lautaro Morales seguiría esperando desde le banco. A Boca tendría que llegar un suplente, salvo que se le abran las puertas a Manuel Roffo.