En un partidazo, cambiante de un tiempo al otro y en el resultado, al Taladro se le escaparon dos puntos en el descuento y empató 3-3 contra Patronato. Maldonado, Arias y Gómez, los goles del local. Comas, Tarragona y Chimino, para el Patrón.
Bertolo,pasa entre Chimino y Marín en la jugada previa al segundo tanto del Taladro.

De locos el partido que jugaron Banfield y Patronato en el estadio Florencio Sola. Cambiante, desde lo futbolístico y pasando por el resultado. Con alternativas cambiantes. Con dos equipos que no se guardaron nada y entregaron todo hasta el final. Era de uno, del otro, y terminó en un 3-3 memorable. Al Talador se le escaparon dos puntos en el descuento, no pudo agrandar la ventaja contra su rival en la tabla de los promedios (sigue a 12) y tampoco acercarse a los puestos de clasificación a la Copa Sudamericana.

Muy flojo primer tiempo de los hombres de Julio Falcioni. Un equipo sin conexión, distraído y con poquísimo poder ofensivo, a tal punto que Matías Ibáñez no atajó ninguna pelota de riesgo. Mérito del Patrón, ordenado en defensa, con criterio a la hora de darle movilidad al juego en el mediocampo y con dos delanteros que obligaron en todo momento.

El técnico visitante, Gustavo Álvarez, le colocó una marca personal a Jesús Dátolo. Conociendo la técnica y capacidad del 10 del Taladro, Damián Lemos lo persiguió por toda la cancha. Pocas veces el volante creativo zafó de la marca, y cuando lo hizo las jugadas no prosperaron, porque los externos Bertolo y Lenis perdieron con Chimino y Benítez en la marca. Cada vez que Banfield tenia la pelota, Patronato ponía los 11 en su campo.

Pero no solo priorizó la marca, fue clave el trabajo de Lautaro Torres en el medio. El ex Ferro aportó claridad y pase seguro, secundado por Julián Chicco. Eso le faltó a Banfield, despliegue en el campo de juego, crear espacios, explotar las bandas.

Leé también:  Banfield es la sede del primer Abierto de Menores del año
Arias volvió al gol, marcó el transitorio 2-1 y asistió en el tercero, pero a Banfield se le escapó al final.

El gol derribó anímicamente al local. La tejieron Tarragona y Ávalos, el paraguayo aguantó la marca de Maldonado que quedó desacomodado, metió el centro pasado y Lautaro Comas -muy solo ya que Quinteros no llegó a cubrir su sector- tomó el balón de volea y sometió a Arboleda con un remate al primer palo. Golazo. Iban 24 minutos, y al rato Ávalos ganó en las alturas y su cabezazo se perdió muy cerca del palo derecho del arqueo colombiano.

El murmullo de las tribunas bajó a la cancha. Banfield no logró estabilizarse y Patronato no abandono su plan. Algunos centros y nada más. Sin sociedades de armado de jugadas la pelota le llegó en cuentagotas a Arias, que en la única que tuvo se demoró de cara al arco.

Otra cosa fue el segundo tiempo. Banfield emparejó con respuestas anímicas por sobre las futbolísticas. Tuvo más decisión y a falta de protagonismo de sus delanteros aparecieron los centrales en acción. Tras un envío de Quinteros, Lollo sorprendió por atrás y su buscapié encontró a Maldonado que definió de primera. La reacción del patrón fue inmediata, y Ávalos debajo del arco lo perdió de manera increíble tras un desborde de Comas.

De ida y vuelta. Electrizante, casi no hubo pausa. Un segundo de distracción era mortal. Y apareció Quinteros para habilitar a Bertolo. El Facha apiló a Chimino y Marín y en el final de la cancha la metió al medio para que Arias (el más castigado por el hincha) la desviara al gol por debajo de Ibáñez. Lo daba vuelta Banfield sacando toda su rebeldía de adentro.

El fútbol de Dátolo apareció de ratos, el volante creativo estuvo bien marcado.

El Patrón había perdido un poco la línea de los primeros 45 minutos, pero después del refresca, Comas se le fue a Gómez, se deshizo de Maldonado para tocar hacia Tarragona, que de derecha la cruzó al palo izquierdo de Arboleda. Otra vez iguales, pero el lateral del Taladro se reivindicó con el tercero. Arias la aguantó en el área, la sacó atrás y el correntino le dio seco y bajo y en pleno festejo pidió perdón por la jugada previa.

Leé también:  “Enfrentamos al mejor y estuvimos a la altura del partido”

¿Qué más podía pasar? Y mucho. El Emperador vio que era el momento de cerrar el partido. Adentro Civelli y Galoppo. Había que asegurar el resultado, pero Quinteros cometió el pecado de juventud y se llevó puesto a Comas (lejos la figura). Chimino tomó la pena máxima, y en el quinto minuto de descuento sometió la resistencia de Arboleda.

Bronca en Banfield porque lo tenía en el bolsillo después de un primer tiempo para el olvido. Apenas un alivio para Patronato, que lleva 12 sin ganar pero cortó con cuatro derrotas consecutivas. Y aunque continúa en descenso, la fe nunca la pierde.

La Síntesis

Banfield (3): Mauricio Arboleda; Luciano Gómez, Alexis Maldonado, Luciano Lollo y Sebastián Dubarbier; Reinaldo Lenis, Nery Leyes, Jorge Rodríguez y Nicolás Bertolo; Jesús Dátolo; Junior Arias. DT: Julio Falcioni.

Patronato (3): Matías Ibáñez; Cristian Chimino, Leandro Marín, Federico Mancinelli y Oliver Benítez; Julián Chicco, Damián Lemos, Lautaro Torres, Lautaro Comas; Gabriel Ávalos y Cristian Tarragona. DT: Gustavo Álvarez.

Gol PT: 24m. Lautaro Comas (P). Goles ST: 7m. Alexis Maldonado (B), 17m. Junior Arias (B), 32m. Cristian Tarragona (P), 34m. Luciano Gómez (B) y 50m. Cristian Chimino (P), de penal. Cambio PT: 17m. Franco Quinteros por Dubarbier (B). Cambios ST: 21m. Nicolás Delgadillo por Lemos (P), 37m. Renato Civelli por Rodríguez (B) y Giuliano Galoppo por Dátolo (B) y 41m. Federico Vietto por Chicco (P). Amonestados: Lollo y Leyes (B); Marín (P). Árbitro: Fernando Rapallini. Estadio: Florencio Sola.