Para mantener las revistas en su lugar y fácil de consultar.
Martha Cacacio

 

 

 Materiales:

  • Porta-revista de fibrofácil
  • Servilleta de papel de cocina
  • Cola vinílica y pinceleta
  • Pincel chato N°8 y pincel redondo N°1
  • Acrílicos: verde, siena tostada y negro
  • Glaseador para acrílicos
  • Goma laca y purpurina dorada

 

 

 

 

1- Separar las dos capas de la servilleta de papel de cocina y descartar una. Tomar la medida del ancho del lomo del porta-revista y recortar la servilleta. Completar el largo total del lomo, cortando otro tramo de papel.

 

2- Pincelar el lomo del porta-revista con cola vinílica. Presentar la primera tira de papel y a continuación, apenas superpuesta, la segunda. Asentar suavemente con la yema de los dedos. Pasar la pinceleta suavemente para no romper el papel y aplicar una capa liviana de cola. La superficie rugosa, simulará el lomo de un libro antiguo.

 

Leé también:  Unas falsas venecitas hechas con papel
3- Una vez seco el papel, aplicar una mano de acrílico verde sobre toda la pieza de fibrofácil. Dejar secar y cubrir con una segunda mano. Si se van a realizar varios porta-revistas, combinar diferentes colores, como bordó, ocre, verde oscuro o azul, tonos característicos de encuadernaciones clásicas. Luego dejar secar.

 

4- Aplicar glaseador para acrílicos sobre el lomo del libro. Cargar acrílico siena tostada sobre un borde del pincel chato N° 8 y con la técnica de flotado, sombrear ambos laterales. Esta sombra le dará profundidad y volumen, además de acentuar el efecto antiguo. Dejar secar muy bien.

 

5- Con lápiz y regla, marcar dos franjas en el lomo del ancho necesario, según la inscripción que se desea realizar. Con el pincel chato y acrílico negro, pintar ambas bandas en forma pareja, siguiendo la línea. Dejar secar.

 

Leé también:  Cajas con visor para saber qué hay en su interior
6- Preparar una mezcla de goma laca y purpurina. Cargar el pincel redondo N°2 y pintar las letras sobre las franjas negras para identificar el contenido. Si lo necesita, transferir primero las letras, utilizando un papel carbónico claro.

 

7- Una vez terminada la pieza, colocar las revistas en su interior. Como la pieza de fibrofácil más el contenido de las revistas serán bastante pesados, se puede adherir en la base un rectángulo de felpa o pañolenci. De este modo, al colocarla sobre un mueble o repisa, evitará rayar la superficie.

 

Girasoles sobre zinc, por Martha Cacacio

Pequeño baúl decorativo, por Martha Cacacio

Leé también:  Frascos en desuso se convierten en un práctico especiero