“Algunos tangos, algunos boleros, siempre voy sola con mi guitarra”, dice.

Sofía Viola sale a escena este viernes en el Galpón de Diablomundo de Temperley para mostrar sus nuevas canciones, desempolvar viejos temas y también para homenajear a otros artistas, en uno de sus últimos shows antes de salir de gira por los escenarios de Chile, Colombia y México.

“Siempre hago una mezcla de canciones nuevas, clásicos y tal vez también algún que otro homenaje a algún artista que haya influenciado mucho”, adelanta esta talentosa cantautora oriunda de Remedios de Escalada.
Sus shows se diferencian unos a otros porque el repertorio nunca es idéntico.

“Siempre hago algo distinto, hago algunos tangos, algunos boleros. Siempre voy sola con mi guitarra y mis cuecas, también reviven algunas viejas canciones, estoy muy predispuesta a la energía de cada día”, acota.

El formato solista, sin una banda que la secunde, le permite esta posibilidad de cambiar en el escenario. “Puedo jugar más, es más entretenido para mí, no se puede gozar haciendo siempre lo mismo”, dispara.

Sofía Viola creció en la escena del Underground de Buenos Aires, entre peñas, teatros, milongas y cantinas. Acompañada por la guitarra y el ronroco, transitó diversos paisajes que le dieron poesía y música para colorear sus experiencias de vida errante.

Con un estilo arrabalero, rockero y tropical compuso más de un centenar de canciones que pasan por diversos ritmos de raíz folklórica latina y música del mundo. Su sello es innovar.

CON LA MÚSICA A OTRA PARTE. Esta actriz, cantante, compositora y multifacética recorrió el interior de Argentina, y los países vecinos como Chile, Uruguay, Bolivia, Perú, Brasil, Colombia para luego saltar el gran charco presentándose en Europa donde tocó en el Festival Pirineos Sur (Huesca), Zaragoza, Madrid, Barcelona y Berlín con notable éxito.

Luego de un par de shows, incluido el de este viernes, volverá a armar las valijas para visitar los escenarios de Chile, Colombia y Perú.

“Los viajes me dan otras músicas para escuchar, sigo en la frecuencia de Chile y de Perú, muy emparentada con las cuecas y los valses”, señala.

Precisamente, en Chile es parte de Ikanusi, un grupo que integra junto a Carmen Gloria Lienqueo y Camila Vaccaro. “Hace dos años que estamos tocando, hacemos de todo, rancheras, cumbias y cuecas, en vivo nos intercambiamos instrumentos”, explica.

En esta nueva aventura, en abril partirá con la larga gira que la traerá de nuevo a Argentina en agosto. “Me voy medio a la aventura, pero apareció mucha gente para armar fechas y me pareció muy bueno hacerlo”, cierra.

UNA ARTISTA PROLÍFICA. Sofía Viola, con sólo 28 años de edad y 12 años de escenarios, editó editado de manera independiente 3 discos y un reciente EP.
En 2009 debutó con “Parmi”, grabado en un pequeño pueblo de Córdoba con Energía Solar.

Mientras que el continuador fue “Munanakunanchej en el camino Kurmi”, de 2010, hecho en un estudio casero en Núñez.

“Júbilo” llegó en 2013, producido por el cantautor Ezequiel Borra en su estudio “El Placard”. Es un trabajo que marca notablemente un antes y un después en la carrera de la cantante escaladense, y su discografía se completa con el EP “A mí, no”, editado el año anterior.

Actualmente, trabaja junto a Ezequiel Borra en su nuevo material discográfico con su banda El Combo Ají e invitados. Sin dudas el del viernes será un show muy especial, ideal para conocerla nuevamente.