En la Escuela de Wilde se llevó a cabo la construcción de seis nuevas aulas, se amplió el taller y se mejoraron la biblioteca y el gimnasio.

El rector, Jorge Calzoni, recorrió las instalaciones del colegio.

A días del inicio del ciclo lectivo, las obras en la Escuela Técnica de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) avanzan a contra reloj. Con la idea de dejar todo listo para cuando los chicos vuelvan a las aulas, se están finalizando los últimos detalles para los alumnos estudien con mayores comodidades y sin problemas.

El proyecto comprendió la ampliación del edificio para incrementar su capacidad debido a la creciente demanda de matricula que tiene la institución. Se construyeron seis aulas nuevas, se expandió el taller y se puso en valor la biblioteca y las oficinas administrativas.

Leé también:  Se inauguró la ampliación de la planta de tratamiento de residuos de Sarandí

También se remodelaron los salones existentes, el gimnasio y se mejoró por completo la fachada y los techos.

La Escuela de la UNDAV, ubicada en Pasaje 3, entre las calles Lincoln y Raquel Español, en Wilde, ofrece una certificación de Auxiliar en Construcciones luego de aprobar un Ciclo Básico Común de tres años, y otorga el título de Maestro Mayor de Obras al finalizar el Ciclo Superior de cuatro años.

El rector, Jorge Calzoni, agradeció “el esfuerzo de los docentes, los chicos, el equipo de gestión que ayudó a recaudar fondos para poder mejorar la Escuela”.