Los dos especialistas en la materia salen a escena con “Quién fue…?, ¡digan la verdad!”, una puesta con dirección general del lomense Daniel Dátola. El sábado, la obra de historias, pistas y un misterio se presenta en Canning.

La obra ya se realizó en la calle Corrientes.

Por Edgardo Solano

Mauro Szeta y Paulo Kablan, dos de los periodistas de policiales más reconocidos de la Argentina, muestran el lado B de las temáticas que abordan a diario en “Quién fue…?, ¡digan la verdad!”, una puesta con dirección general del lomense Daniel Dátola.
Esta obra, sobre cuatro historias, varias pistas y un misterio, saldrá a escena este sábado en el Teatro Canning, luego de haber recorrido diversos escenarios del país y de haber hecho temporada en la Calle Corrientes.

“Básicamente es un espectáculo con nuestra especialidad de todos los días, mostrando el Lado B de los policiales, es muy interactivo con la gente”, le adelanta a La Unión Mauro Szeta sobre esta puesta.

En esta obra contarán los detalles menos conocidos de cuatro de los casos más recordados de la Argentina, como fueron los de Nora Dalmasso, Ángeles Rawson, Ricardo Barreda y María Marta García Belsunce.

Ambos especialistas derrumbarán algunos mitos sobre estos casos policiales. “Se han creado culpables que no lo son. Contamos cómo se da la construcción de un sospechoso, algunos que ya son cosa juzgada para la gente, en contraposición a lo que dice la causa judicial. Para mucha gente, Mangeri sigue siendo inocente, y la respuesta judicial no les satisface, por eso el espectáculo tiene ese nombre, es algo que nos preguntan en la calle.

Contamos lo que es mito y lo que es verdad sobre estos casos”, acota el periodista de C5N, que supo ser vecino de Lomas durante algunos años.
Estos casos, que supieron monopolizar los medios de comunicación, son abordados en el espectáculo con sumo respeto y desmitificando algunas supuestas verdades que son parte del inconsciente colectivo de los argentinos, incluso por la propia mala información vertida por algunos medios.

Periodistas y detectives. Además, esta puesta tiene otro segmento con la participación del público con un entramado detectivesco. “Hay una parte interactiva, donde la gente tiene que investigar un caso. Las evidencias las guardamos en un cofre de los recuerdos y también hay un entrenamiento para la mente con un método detectivesco, son ensayos de entrenamiento debelando acertijos”, explica sobre este momento del show.

También se animan a mostrar sus propios lados B, detrás de los periodistas que habitualmente se ven en pantalla. “Mostramos otra cosa que la cara de orto que tenemos en televisión. Contamos los bloopers de nuestras carreras y hasta me animo a dibujar con las instrucciones que me da Paulo, demostrando que no soy dibujante. También le medimos las orejas a Kablan, que son más grandes que las del Petiso Orejudo”, agrega sobre este momento jocoso que compara los pabellones auditivos del periodista con los del famoso asesino serial.

Con un largo recorrido en su especialidad y habiendo transitado diversos medios, también Szeta y Kablan son grandes amigos fuera de cámara y debajo de las tablas. Incluso este último acaba de iniciar al primero en el arte del asado y de la pesca, materias que Mauro desconocía hasta la fecha.
Esta buena onda recíproca redunda en un segmento donde se aplican rotundos “carpetazos”, uno al otro, donde sacan los trapitos al sol. “Ahora están de moda los carpetazos y con eso nos reímos y disfrutamos, mostrando los errores y las anécdotas de nuestras carreras”, cierra.

Más Info

“Quién fue…?, ¡digan la verdad!”, este sábado, a las 22, en el Teatro Canning, ubicado en Mariano Castex 1257, Ezeiza.
Entradas, $300. A la venta por www.ticketsargentina.com.ar